Sin categorizar

José Miguel Izquierdo presenta el día 25 el libro ‘Y la Iglesia se topó conmigo’, la autobiografía de un cura insumiso y rebelde

Elblogoferoz.-El novel escritor tinerfeño José Miguel Izquierdo (Güímar, 1954) presentará el próximo 25 de mayo el libro Y la Iglesia se topó conmigo, la autobiografía de un cura insumiso y rebelde que en su día plantó cara a la jerarquía católica y que hoy es un hombre laico y padre de tres hijos. La obra, apasionante y divertida, es un canto a la libertad de credo y de pensamiento y una crítica a los métodos y costumbres de la Iglesia.

La presentación tendrá lugar en la Casa de la Cultura de Güímar (plaza de Santo Domingo, junto al Ayuntamiento) a las 19.00 horas y correrá a cargo del periodista y corrector de textos Ramón Alemán, al que acompañarán el alcalde de Güímar, Rafael Yanes; la periodista Noemí Olivera Romero; y el propio autor. Olivera actuará en representación de la escritora malagueña Maite García Romero, autora del prólogo y que no podrá estar presente en el acto.

A lo largo de las 264 páginas del libro, José Miguel Izquierdo relata su ingreso en el Seminario Diocesano de La Laguna (Tenerife) a los 11 años y las circunstancias que lo llevaron, desde antes de su ordenación como sacerdote, en 1978, a percibir las contradicciones y los anacronismos de una institución cuyos métodos sufrió en carne propia. La obra se centra especialmente en la lucha del autor por defender su derecho a la sexualidad y a la libertad de pensamiento.

Además, la autobiografía reivindica el auténtico mensaje del Evangelio frente a los rancios dogmas de la Iglesia y sus actitudes poco ejemplarizantes, y aborda algunos de los retos del cristianismo actual, que se manifiestan a través de movimientos como la teología de la liberación, nacida en Latinoamérica como propuesta progresista y social para los creyentes contemporáneos.

Algo más que una autobiografía. Y la Iglesia se topó conmigo es algo más que una autobiografía. Es un canto apasionado a la vida y a la libertad –de pensamiento, de credo, sexual…– y también un manual de instrucciones que nos enseña, a través de las extraordinarias vivencias del autor, a manejar algunas virtudes de las que todos los mortales somos poseedores, pero que a menudo quedan escondidas en algún rincón de nuestra conciencia porque no sabemos cómo usarlas. El optimismo, la paciencia, la solidaridad, la tolerancia y la capacidad de aprender de los errores son solo algunas de ellas.

Pero no deja de ser una autobiografía, así que a lo largo del relato conoceremos a un niño pizpireto y alegre que a los 11 años tuvo que renunciar a su familia y a sus amigos para ingresar en un seminario a cuenta de una rocambolesca llamada de la Iglesia católica. Casi tres lustros de absurdos métodos educativos, rancios dogmas y extrema presión emocional no pudieron con un joven sacerdote que no solo descubrió las abismales contradicciones entre el catolicismo oficial y el mensaje del Evangelio, sino que, tras una dura pugna consigo mismo, se negó a renunciar a su sexualidad.

A la hora de desnudar su vida, el autor emplea un lenguaje coloquial para entrelazar escenas de humor, descarnados episodios de su batalla contra las arbitrariedades de la Iglesia y pasajes que nos muestran a un hombre sencillo que supo plantarle cara a su destino.

José Miguel Izquierdo, en su día “cura insumiso y rebelde”, según reza el subtítulo de esta obra, es hoy padre de tres hijos, guitarrista vocacional, parrandero incorregible y osado intérprete de la palabra de Jesús de Nazaret. Por todo ello, la lectura de Y la Iglesia se topó conmigo es recomendable para creyentes que viven su fe desde una perspectiva moderna, pero también para católicos recalcitrantes que andan a la caza del demonio (ellos podrán ver en José Miguel la personificación del maligno). Y, por supuesto, para agnósticos, ateos y todos aquellos que ven la vida como un regalo maravilloso del que debemos disfrutar con pasión y alegría.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario