Canarias Educación NACIONAL Sin categorizar SOCIEDAD

Una marea educativa desde Canarias hasta Madrid

AGENCIAS.- Madrid, Sevilla, Zaragoza, Vigo, Canarias… Han salido a la calle en defensa de una Educación y una enseñanza pública de calidad. Diferentes ciudades de todas las autonomías se han movilizado contra el ajuste de 3.000 millones de euros que el Gobierno aprobó tres días después de presentar los PGE.

Por su parte, el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, ha tachado de «prejuicios» los argumentos de las protestas de las asociaciones de estudiantes, mientras que el secretario general del Sindicato de Estudiantes, Thoil Delgado, ha añadido que no van a aceptar sin protestar lo que consideran unas «medidas salvajes».

La limitación de las becas para estudiantes, la subida de las tasas universitarias y el desempleo juvenil han sido las principales denuncias de los manifestantes, que en el caso de la provincia tinerfeña han ido en manifestación hoy desde el parque de la Granja hasta la sede de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias en Santa Cruz de Tenerife, donde leyeron un manifiesto.

Elitismo, exclusión, desigualdad y privatización han sido algunas de las palabras que más se han repetido en este manifiesto y que más aplaudidas han sido por los estudiantes que se encontraban frente a la Consejería de Educación.

A estas quejas se han sumado algunos funcionarios, que o bien han bajado con los estudiantes como símbolo de solidaridad o bien se han asomado por las ventanas de la Consejería tocando cacerolas.

La manifestación de los estudiantes tinerfeños fue secundada por unas mil personas, mientras que la llevada a cabo en Las Palmas de Gran Canaria contó con un respaldo algo mayor, entorno a los 2.000 manifestantes.

Wert, en contra

Por su parte, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha señalado que respeta las movilizaciones convocadas por las asociaciones de estudiantes contra los recortes. «Yo respeto todo lo que son los derechos constitucionales, entre los derechos constitucionales está el de manifestación, así que desde ese punto de vista no tengo nada que decir», ha indicado.

«Naturalmente no comparto en absoluto ninguno de los análisis ni de los juicios de valor que se están haciendo, de los prejuicios habría que decir, sobre las decisiones que se están tomando», ha señalado el ministro de Educación.

En este sentido, Wert ha alegado que las medidas «vienen impuestas por unas exigencias de consolidación fiscal que este país ha asumido y que obligatoriamente tiene que cumplir» y que el Gobierno ha facilitado a las Comunidades Autónomas instrumentos para reducir el déficit «de la forma que nos ha parecido es menos perjudicial para la calidad del sistema educativo». «Naturalmente el tiempo dirá quién tiene razón», ha zanjado.

De esta manera, ha restado importancia a las protestas de este jueves convocadas en toda España porque «en el caso de Madrid» sólo ha visto «alrededor de 30 personas» protestando «según las imágenes», algo que a su juicio demuestra que «hoy los estudiantes están más preocupados por estudiar y por sacar su curso».

Además, Wert ha reiterado que no comparte la ‘jornada de lucha’ convocada en todas las comunidades autónomas por la Plataforma Estatal por la Enseñanza Pública, integrada por la Confederación Estatal de Padres de Alumnos (CEAPA), Sindicato de Estudiantes y sindicatos de profesores FE-CC OO, FETE-UGT y STES-i, y tampoco la huelga general convocada el próximo 22 de mayo por los principales sindicatos.

El ministro ha considerado un «disparate» y «absolutamente falso» decir que el Ejecutivo «está reduciendo el gasto público en educación entre un 25 y un 30%» para justificar las protestas y ha lamentado su «falta de voluntad de cooperación» con el Gobierno para encontrar «la solución» para «salir de una situación financiera muy complicada» para España.

Así, ha insistido en que las comunidades autónomas están obligadas a reducir este año a la mitad el déficit que registraron en 2011 y ha dejado claro que, teniendo en cuenta que su gasto educativo «supone el 25% de su gasto total», resulta «muy difícil» que lo puedan hacer «sin lograr al mismo tiempo mayor eficiencia en su gasto educativo».

También, Wert ha defendido que las medidas educativas planteadas por el Gobierno «tienen un amplio grado de flexibilidad». «Estamos hablando de legislación básica. Todo el mundo la va a cumplir porque tiene que cumplirla. Pero uno la puede cumplir aplicando el rango superior o el rango inferior», ha justificado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario