Sin categorizar

La Patronal tinerfeña rechaza el incremento de la prisión fiscal anunciado por Rivero

ACN PRESS.-CEOE-Tenerife considera «muy negativo» el incremento de impuestos anunciado por el Gobierno canario, del que dicen es «el mayor de nuestra historia autonómica», y se opone «a cualquier incremento de la presión fiscal que suponga una reducción de nuestro diferencial con respecto al Estado, y que merme la competitividad de nuestro tejido productivo sectorial». Así lo explican en un comunicado remitido este martes a los medios de comunicación, y en el que analizan unas medidas aprobadas por el Ejecutivo en Consejo de Gobierno el 21 de abril.

La Patronal se opone a estas medidas porque «el incremento de impuestos anunciado por el Gobierno, el mayor de nuestra historia autonómica». Además «se opone a cualquier incremento de la presión fiscal que suponga una reducción de nuestro diferencial con respecto al Estado, y que merme la competitividad de nuestro tejido productivo sectorial, siendo conveniente realizar una revisión de la incidencia sector a sector».

Dado el retardo en el impacto de las medidas anunciadas sobre la economía, considera que estas nuevas normas extenderán la recesión al conjunto del año 2013, cuando la economía canaria «debería haber remontado, lo que no sucederá ahora». En particular, considera que el incremento del IGIC «impactará de forma muy negativa sobre el turismo, único sector generador de empleo durante 2011, que sufrirá en pérdida de competitividad y en su cuenta de resultados el incremento de tipos impositivos, lo que conducirá de forma ineludible al retraso en la realización de inversiones y a la reducción de empleo en el sector».

Igualmente, en un momento de enorme debilidad en el consumo, afirman en el comunicado que «no puede ser más inoportuna esta subida del IGIC sobre el comercio, que tendrá que asumir como mayor coste el incremento impositivo ante la imposibilidad de repercutirla en el precio por la extrema debilidad de la demanda, lo que incidirá en un mayor cierre de comercios e incremento del desempleo».

Añaden que «consideramos que el reparto del ajuste presupuestario previsto puede realizarse de forma que afecte de modo menos negativo a la actividad económica y al empleo». En concreto, la Patronal defiende que se evite «el incremento en los tipos del IGIC y la reducción de la inversión productiva, sustituyéndolos en su lugar, por su menor impacto sobre la economía, por otro mix de impuestos y, en especial, con una reducción del personal del sector público que, debido a la reducción de su presupuesto y de la actividad general, se ha quedado sin funciones, así como de los empleados del sistema educativo que no serían necesarios de acuerdo con los nuevos ratios de horas lectivas y alumnos por clase».

La Patronal destaca que en el primer trimestre del año 2011, el crecimiento de la economía canaria respecto al trimestre anterior ha sido «de -0,1 por ciento i.t. desde el -0,2% i.t. del cuarto trimestre de 2011». Al tratarse del segundo trimestre consecutivo de caída del PIB, la economía canaria «ha entrado técnicamente en recesión».

Este hecho «empeora» las expectativas tanto de los consumidores como de los empresarios, «del consumo y la inversión así como la contracción del crédito, derivadas todas de las turbulencias financieras en la zona euro han reducido las perspectivas de crecimiento». A pesar de ello, aseguran que «la caída de la actividad en Canarias es más reducida que a nivel nacional, donde la economía se reduce un -0,3% i.t. La aportación positiva de la demanda externa en Canarias, espoleada por el turismo, aminora los efectos negativos de la contracción de la demanda interna».

Su previsión de crecimiento del PIB para Canarias en el año 2012 «se reduce desde el -0,4% al -0,7%, como fruto de las medidas de ajuste recientemente anunciadas por el Gobierno de Canarias. Igualmente reducimos nuestra previsión de crecimiento para la economía española desde el -1,0% al -1,2%».

Medidas

De acuerdo «con nuestras estimaciones, las medidas de consolidación presupuestaria adoptadas por el Gobierno de Canarias el pasado día 21 de abril de 2012 tendrán un impacto sobre la demanda agregada que reducirían el PIB de Canarias en 0,7 p.p. en el 2.012 y en 1,7 p.p. en el 2.013», aseguran desde la Patronal.

En el 2012 «el mayor impacto vendrá dado por la previsible reducción de las inversiones y en 2013 a esta reducción de las inversiones se le unirá el impacto sobre el turismo del incremento del IGIC, que supondrán entre los dos casi 1,2 p.p. de caída del PIB». El efecto de la subida de impuestos indirectos «es tan importante pues afecta a la principal exportación (en torno al 75-80 por ciento del total) de nuestra economía, la prestación de servicios turísticos que, al prestarse en territorio canario, se encarece al compararse con la competencia, con sus consiguientes efectos negativos».

Aún cuando únicamente acabe trasladándose a precios una parte del incremento impositivo del IGIC, «durante 2013 ocasionará una reducción de unos 200.000 turistas, lo que supondrá una caída el PIB de 0,5 p.p. considerando los efectos directos e indirectos», señalan.

Empleo

El efecto sobre el empleo de las medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno de Canarias «tampoco es despreciable: en al año 2012 se perderían unos 6.000 empleos como fruto de estas medidas, mientras que en el 2013 se destruirían unos 15.000 puestos de trabajo adicionales».

Durante el primer trimestre de 2012 la economía canaria «ha destruido 3.200 puestos de trabajo, unos 35 empleos destruidos por día, en línea con nuestras previsiones del informe precedente, pero a partir del segundo semestre, una vez entren en vigor las medidas de ajuste, esta cifra se incrementará hasta los 60 empleos destruidos por día, para totalizar 17.000 puestos de trabajo perdidos durante el año 2012».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario