Ciencia SOCIEDAD

La NASA ‘caza’ a un agujero negro engullendo a una estrella

AGENCIAS.- El Telescopio Pan-Starrs1 de la NASA ha captado la imagen «más directa» de un agujero supermasivo engullendo a una estrella que vagaba demasiado cerca. Los expertos han explicado que gracias a esta imagen se podrá ayudar a identificar los restos estelares resultado de un hecho de este tipo.

Los agujeros negros supermasivos, con un peso de entre millones a miles de millones de veces superior al del Sol, se sitúan en los centros de la mayoría de las galaxias. Estos cuerpo se mantienen estáticos en el cosmos hasta que algún cuerpo, como por ejemplo una estrella, se acerca lo suficiente como para ser absorbido por su fuerza gravitatoria y acabar destruido.

El fenómeno que puede verse en la nueva fotografía ya era conocido por los astrónomos. Sin embargo, es la primera vez que se puede identificar a la víctima del agujero negro. Concretamente, se trata de una estrella rica en gas helio y que se encontraba en una galaxia a 2,7 millones de años luz de distancia.

 

El autor principal de este trabajo, publicado en ‘Nature’, Suvi Gezari, ha indicado que «cuando la estrella está destrozada por las fuerzas gravitacionales del agujero negro, una parte de sus restos cae hacia el agujero negro, mientras que el resto se expulsa a altas velocidades». Así, en la imagen puede verse «el resplandor del gas estelar cayendo en el agujero negro» y «la firma espectral del gas expulsado, en su mayoría helio».

Los astrónomos creen que la estrella engullida fue girando alrededor del agujero negro en una órbita elíptica, similar a la órbita alargada de un cometa alrededor del Sol. En una de sus aproximaciones, la estrella fue despojada de su atmósfera por la poderosa gravedad del agujero negro. Sólo su núcleo se mantuvo intacto. El remanente estelar continuó su viaje alrededor del agujero negro, hasta que se aventuró aún más al monstruo gigante, y se enfrentó a su desaparición definitiva.

A pesar de lo que se cree, Gezari ha señalado que estos «encuentros» cercanos son raros y ocurren aproximadamente cada 100.000 años. Para encontrar este evento, el equipo de Gezari tuvo que observar cientos de miles de galaxias en luz ultravioleta con Pan-STARRS1, situado en la cumbre del Haleakala (Hawaii).

Pan-STARRS, acrónimo de Telescopio de Investigación Panorámica y Sistema de Respuesta Rápida, escanea todo el cielo nocturno para todo tipo de fenómenos transitorios, incluyendo las supernovas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario