FIRMAS Salvador García

Hoy, por el periodismo digno. Por Salvador García

Sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia.

Así de sencillo. Ese es el lema de la concentración que las cuarenta y ocho asociaciones profesionales integradas en la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) han convocado para hoy jueves con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa. No importa que en Santa Cruz de Tenerife sea festivo: en la plaza de España, a las doce del mediodía, tendrá lugar esta concentración que se pretende sea una expresión solidaria de preocupación, de reivindicación y de protesta.
Porque no son buenos tiempos para la profesión periodística. Porque la destrucción de empleo se alarga. Porque las condiciones de trabajo se complican día tras día. Porque las expectativas son muy inciertas.
Todas estas razones impulsan la voz periodística en las calles y plazas del país pues no se trata de hacerla escuchar en las redacciones o en los comités de empresas, que también, sino en todos lados, conscientes de que los problemas de la profesión son, en cierta medida, los de toda la sociedad. Que quiere estar informada y que sabe que si este derecho se ve limitado o condicionado repercutirá en su convivencia, en su pluralismo democrático.
Por eso, que se sumen cuantos ciudadanos quieran. Para solidarizarse, sobre todo, con los lemas de la convocatoria. Para transmitir un pulso vitalista y sensible. Para reafirmar el imprescindible papel del periodista en una sociedad democrática.
Todos señalan que es el período más crítico vivido por la profesión periodística española. Nunca antes tantos factores negativos. Será difícil endererzar el rumbo. Pero hay que intentarlo, de ahí que este paso de mañana, en todo el territorio nacional, sea el primero, o uno más, de la larga caminata.
Estos datos, facilitados por el Observatorio de Crisis de la FAPE, son elocuentes: 6.234 puestos de trabajo desaparecidos, 57 cierres de medios de comunicación y 23 Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) ejecutados desde hace cuatro años. Las tendencias, por lo que se aprecia a lo largo del presente años, son muy inquietantes.
Todos compartimos la idea de un periodismo serio, bien realizado, un periodismo digno y respetable, sostenido en la ética y en el compromiso con  una información libre y veraz, con el pluralismo, con los valores consagrados en la Constitución.

Hoy es la cita. Lo dicho: un paso, una voz. Una aspiración. Porque Sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario