Sin categorizar

Implantes de prótesis de cadera

Blogdefarmacia.-Existen múltiples causas por la cual una cadera tenga que ser sustituida por una prótesis. Dentro de estas causas la más común es la artrosis de cadera, que corresponde al desgaste del cartílago que cubre las articulaciones. Esta artrosis se puede producir sin una causa reconocible o secundaria a alguna otra enfermedad como por ejemplo: displasia de cadera, artritis reumatoide, necrosis avascular, etc.

La artrosis de la cadera afecta habitualmente a personas de mediana edad y a los mayores. Los síntomas van desde unas leves molestias hasta un dolor severo incapacitante. El tratamiento de la artrosis de cadera persigue la disminución del dolor y la mejora de la movilidad de la articulación. Cuando los tratamientos conservadores no consiguen el alivio esperado, se puede considerar la posibilidad de colocar una prótesis de cadera.

Para la colocación de dicha prótesis el cirujano y el medico ortopedista deben considerar los antecedentes clínicos, la función articular, la fuerza del miembro y de las caderas, y se debe observar cómo se sienta, se inclina y se mueve el paciente. Si el estudio radiográfico muestra un daño articular severo y ninguna otra forma de tratamiento ha conseguido un alivio satisfactorio, el cirujano ortopédico puede sugerir la sustitución articular.

La prótesis total de cadera consiste en reemplazar las dos partes que conforman la articulación de la cadera. Por un lado el Acetábulo o Cotilo que corresponde a la parte de la pelvis de la cadera y por otro lado la cabeza del Fémur. Existen múltiples tipos de prótesis de cadera. Con el avance de la tecnología se han podido desarrollar nuevas prótesis con materiales de última generación. Actualmente la duración de una prótesis total de la cadera es aproximadamente de 15 años.

La selección de qué tipo de prótesis debe colocarse, tiene que ser una decisión específica para cada persona en particular.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario