Canarias Sucesos

Uno de los militares fallecidos en Madrid en el accidente del ‘caza’ era canario

AGENCIAS.-Uno de los dos tripulantes fallecidos este jueves cerca de Alcalá-Meco, en Madrid, cuando realizaban un vuelo de instrucción a bordo de un avión C-101 de la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), era canario, según ha trascendido a los medios de comunicación.

Según informó Canarias7, los fallecidos son el capitán Julio Castellón, que estuvo destinado en Gando y fue integrante de la Patrulla Águila, y el alferez Eduardo Castilla, de Gran Canaria.

Lo que comenzó como un vuelo de entrenamiento acabó en un trágico accidente. Dos militares, uno de ellos instructor de vuelo y su alumno alférez de cuarto curso, murieron al estrellarse su avión de combate del Ejército del Aire durante un vuelo de instrucción. Los hechos ocurrieron sobre las 10.45 horas, cuando el ‘caza’ siniestrado, que no llevaba armamento militar, cayó en llamas por un posible fallo o explosión del motor cerca de la cárcel de Alcalá-Meco.

Fuentes militares consultadas por Europa Press informaron previamente de que uno de los dos ocupantes del aparato había fallecido y el otro se encontraba herido, pero finalmente ambos militares perdieron la vida.

Los servicios de emergencia tuvieron conocimiento de lo sucedido a las 10.45 horas, cuando recibieron la primera llamada en relación con el ‘caza’ accidentado, que se precipitó sobre un descampado de la zona, en el término municipal de Alcalá de Henares, entre la prisión civil y el Archivo de la Biblioteca Nacional.

Hasta el lugar se desplazaron sanitarios del SUMMA-112 y seis dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid, que se ocuparon del incendio del aparato y la búsqueda de sus dos ocupantes. No obstante, todos ellos se retiraron minutos antes de las 13 horas.

También se trasladaron dos jueces, el titular del juzgado de guardia y el juez togado militar, dado que el avión era militar y los tripulantes pertenecían a las Fuerzas Armadas.

En el aparato accidentado, un reactor de entrenamiento avanzado, iban un capitán instructor de la patrulla Águila, de 35 años, y su alumno, un alférez de cuarto curso, cuyas identidades no se han dado a conocer por deseo de sus familias, aunque ha trascendido que uno de ellos es canario.

Así lo ha señalado el Ministerio de Defensa, que además ha indicado que los dos militares procedían de la Academia General del Aire en San Javier (Murcia) y tenían un vuelo programado que partía de esa localidad, pasando por Madrid para regresar a Murcia.

 

Bomberos, ambulancias y policía en el lugar del accidente.

 

 

Según fuentes de la investigación, los restos humanos, prácticamente calcinados, se hallaban en el interior del avión y tenían los paracaídas desplegados, por lo que se deduce que tanto el instructor como su alumno intentaron saltar del aparato pero no les dio tiempo.

Aunque aún se desconocen las causas concretas del siniestro, el ‘caza’ accidentado cayó en llamas por un posible fallo o explosión en el motor, según ha informado a Europa Press la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. Todo apunta a que se trata de un fallo en la propia nave modelo C-101, aunque tampoco se descarta que pudiera influir la escasa visibilidad de la zona debido a la niebla y las nubes bajas.

El C-101 es un reactor fabricado por CASA cuyas misiones son la enseñanza básica avanzada y el entrenamiento del personal. Actualmente presta servicio en la Academia General del Aire (AGA) de San Javier (Murcia), en el Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA) de Salamanca y en el Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX) de Torrejón de Ardoz (Madrid).

Mientras tanto, agentes de la Policía Científica de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, apoyados por militares del Ejército del Aire, estaban analizando en un radio de un kilómetro los restos humanos y materiales diseminados tras el siniestro.

Pésame

Ante el fatal accidente, la delegada del Gobierno de Madrid ha dado el pésame a las familias y tenía previsto desplazarse en la tarde de este jueves a la zona del suceso para conocer el trabajo de la Policía Científica, de la Guardia Civil y de los militares.

También han expresado sus condolencias por lo sucedido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en una rueda de prensa en la que han comparecido tras la reunión que han mantenido en La Moncloa.

En este contexto, Rajoy quiso enviar un mensaje «en nombre del Gobierno y de todos los españoles que quieran» acompañarle a la familia de los dos militares del Ejército del Aire. «A ellos y a toda la familia de militares españoles les enviamos todo nuestro pesar por una situación tan difícil como la que están viviendo», aseveró.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario