SOCIEDAD Sucesos

La Guardia Civil desmantela un grupo organizado dedicado al robo en viviendas y a la manipulación de cajeros automáticos

Elblogoferoz.-En el marco de la Operación denominada BALCANES, la Guardia Civil ha desmantelado un grupo organizado delictivo que se dedicaba al robo con violencia e intimidación en el interior de viviendas con moradores, y la manipulación de cajeros automáticos con el fin de copiar la información de las bandas magnéticas y números personales de las tarjetas de crédito.

Por estos hechos fueron detenidas diez personas, ocho varones y dos mujeres, de edades comprendidas entre los 26 y 51 años, todos ellos de nacionalidad búlgara excepto uno que era español, a los que se les imputa la presunta comisión, en diferentes grados de implicación, de los delitos de robo con violencia e intimidación, estafas continuadas, falsedad documental y usurpación de estado civil.

Los hechos se remontan a principios de este año cuando la Guardia Civil tiene conocimiento de un robo con violencia ocurrido por la zona del Cabo La Nao, del término municipal de Jávea, donde sus moradores fueron maniatados y golpeados por los asaltantes, mientras se apoderaban de dos cajas fuertes, cuatro relojes valorados en más de 40.000 euros, 1.500 euros en metálico y un vehículo de alta gama propiedad de estas personas. Estos individuos actuaron en todo momento con la cara cubierta por pasamontañas, guantes y haciendo uso de transmisores.

Fruto de las investigaciones llevadas a cabo, a los pocos días de  este robo la Guardia Civil determina la posible relación de una persona, que había estado realizando unos trabajos de reformas en el chalet, con los autores del asalto a la vivienda, el cual podría haber facilitado a éstos la información necesaria para que pudieran actuar, al conocer perfectamente la vivienda y el patrimonio de sus propietarios.

Cámaras ocultas en cajeros automáticos. Las otras actividades ilícitas a las que se dedicaban era la manipulación de cajeros automáticos mediante la colocación de sofisticados sistemas electrónicos que logran copiar los datos de las bandas magnéticas de las tarjetas de crédito, al tiempo que descubrían el número secreto de la misma a través de una grabación videográfica.  También se dedicaban al robo de vehículos de lujo y a la preparación de dobles fondos para transportar droga.

Fueron realizados cuatro registros domiciliarios en las localidades las alicantinas de Altea, Villajoyosa y Benidorm, y en la valenciana de  Almoines, donde se intervinieron diferentes efectos, entre los que se encontraban: 3 carcasas de cajeros automáticos, siendo éstas una réplica exacta de las originales, y que contaban con un sofisticado material (cámara, USB y lector) que permitía copiar la información de la banda magnética de las tarjetas de crédito, 2 soldadores de estaño, 3 condensadores, y baterías, entre otros elementos, los cuales eran empleados para la preparación de los dispositivos en los cajeros;1  lector grabador de tarjetas de crédito con cableado, 4  ordenadores portátiles y 2 impresoras, 10 teléfonos móviles, herramientas y útiles de los empleados para la apertura de cerraduras, como son radiales o taladros.

Manipulación de los cajeros automáticos. El modus operandi empleado en los cajeros automáticos era instalar un frontal de idénticas características al de la entidad bancaria, que en este caso poseía un sofisticado mecanismo que incorporaba un lector de tarjetas y una micro cámara con la que obtenían el número secreto. Transcurridas unas horas, desmontaban el aludido frontal, extrayendo la información obtenida que era remitida a través de Internet hasta Bulgaria, desde donde a su vez eran enviados los datos hasta terceros países en los cuales se procedía al vaciado de las cuentas bancarias mediante tarjetas de crédito clonadas.

Recientemente, en los términos municipales de Altea y Calpe, se han producido algunos robos de características similares al acaecido en El Cabo de la Nao, por lo que no se descarta la posible implicación de los ahora detenidos en los mismos.

A dos de las personas detenidas se les imputa la presunta comisión del delito de usurpación de estado civil al haber utilizado tarjetas de identidad falsificadas para hacer uso de una póliza de seguros de asistencias sanitaria privada, interviniéndose dicha documentación y comprobado su uso en un centro sanitario de la localidad alicantina de Benidorm.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario