Sin categorizar

«Peligra» la asistencia sanitaria en los centros de salud por los recortes del Gobierno canario

ACN PRESS.-La Sociedad Canaria de Medicina Familiar y Comunitaria (Socamfyc) ha elaborado un manifiesto con 12 medidas sobre el sistema público de Atención Primaria (AP), con el objetivo de mejorar la atención, racionalizar el gasto y elevar los índices de motivación del personal sanitario. La vicepresidenta de la Sociedad, María Teresa Martínez, advirtió hoy en rueda de prensa a los responsables sanitarios del Gobierno canario, que la crisis económica y el déficit se combaten con mejor gestión de los recursos, y no con recortes en las partidas presupuestarias destinadas a AP.

Martínez aseguró que los recortes «ponen en riesgo la asistencia a los ciudadanos», en un momento en el que ya están detectando en las consultas un aumento de casos ‘sociales’. Personas o familias que subsisten por la pensión del abuelo o abuela, que no pueden pagar los medicamentos o que simplemente no disponen de recursos. La doctora no aportó datos concretos sobre el número de casos, pero sí insistió en que están detectando un aumento «importante» que además, están derivando en patologías provocadas por la situación de falta de recursos económicos, precariedad laboral o desempleo.

La primera medida que proponen los galenos es «la redistribución del presupuesto sanitario». Denuncian que en Canarias se sitúa dos puntos por debajo de la media nacional, 12 y 14 por ciento, respectivamente. «Nos conformamos con estar en la media», señaló Martínez, lo que representaría un incremento en 53 millones del presupuesto canario para la AP. Denuncian un «hospitalocentrismo» a la hora de elaborar los presupuestos, «ya que se les dota de más recursos».

Martínez no valoró las protestas que los médicos de hospitales están celebrando desde ayer a las puertas de los centros canarios, pero sí destacó que en estos es «ahora» cuando están notando los recortes, mientras que en AP «llevamos muchos años».

Los médicos de familia advierten del «deterioro de la política de recursos humanos» que «deteriora las condiciones de incorporación al sistema de los nuevos especialistas». Exigen una mejora del modelo de organización, «que sea más eficiente», y para ello deben intervenir «todos los profesionales de AP».

Sería necesario también una mayor «desburocratización» de las actividades del médico de familia y una mejora del catálogo de pruebas complementarias. Con esto último se lograría “una mejor gestión de las incapacidades laborales transitorias”, explicó María Teresa Martínez, además de “un mejor diagnóstico y se evitaría traslados de los usuarios a otros centros con el propósito de realizarse pruebas”.

El historial del paciente debería ser una información compartida entre Atención Primaria y Hospitalaria, opinan los médicos de familia, “para evitar duplicidades y mejorar la seguridad en la atención”.

Las cuatro últimas propuestas van referidas a las condiciones laborales del colectivo de médicos de familia, que sienten “una gran desmotivación”, aseguró Martínez, al ver “como aumentan los recortes y no se mejora la atención”. Así piden una activación de la Oferta Pública de Empleo, que se evalúe su trabajo por “los logros y no por cantidad”, se haga una oferta de formación continuada, se flexibilicen los tiempos para participar en actividades de formación y se dota de suficientes medios a las Unidades Docentes Multiprofesionales y Tutores de Medicina de Familia y Comunitaria para formar dignamente a los mejores profesionales.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario