Cultura Sin categorizar SOCIEDAD

Un deslucido Premio Cervantes en homenaje al creador de la Antipoesía, Nicanor Parra

AGENCIAS.- «Don Quijote no cabe en un fin de semana». Estas palabras hace escasas horas que se las ha dicho Nicanor Parra a su nieto, Cristóbal Ugarte, quien en este 23 de abril, Día Mundial del Libro, ha representado a su abuelo en la ceremonia de entrega del Premio Cervantes, en el tradicional marco del Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

Sin el premiado, el poeta chileno Nicanor Parra, sin el monarca, y con escasa presencia de poetas y escritores, la ceremonia de entrega del Premio Cervantes ha resultado fría y un tanto más deslucida que en años anteriores.

Cristóbal Ugarte, nieto del poeta Nicanor Parra y con tan sólo 19 años, se ha convertido en el protagonista del día, junto a los Príncipes, anfitriones de honor en esta ocasión, y la cantante Patti Smith, que ha aparecido como invitada ‘sorpresa’ de la mano del crítico y escritor Ignacio Echeverría.

Ugarte, elogiado por la serenidad y claridad del discurso y de las palabras declamadas en nombre de su abuelo, ha pedido una «prórroga» de una año para que el poeta chileno «arme un discurso, que se lee en 45 minutos».

«Soy acreedor al Premio Cervantes por el libro que estoy por escribir», ha declarado Nicanor Parra por boca de su nieto, quien ha leído algunos de los versos de Parra, como «¿Esperaba este premio?, Soliloquio del individuo, de Existe a Auto retrato o El hombre imaginario».

Debido a la fractura de cadera del monarca, el Príncipe de Asturias ha sido el encargado de entregar a Cristóbal Ugarte el galardón y ha leído un discurso más literario de lo habitual y en el que ha ensalzado el carácter «rupturista» e «irreverente» del premiado, al que ha descrito como «espíritu afín a Cervantes».

Ugarte dejó a su abuelo en su casa de Las Cruces, en la costa Chilena, pero trajo su maquina de escribir, «la maquina de tiempo», la cual asegura, su abuelo ha estado «aporreando» hasta hace poco.

El poeta, lejos de la fama y la algarabía que se desarrollaba en su honor, escribe a ratos en su oasis chileno, según cuentan sus familiares y amigos, pero sin ninguna intención de publicar.

Por ello, Patti Smith reconocía que mientras se desarrollaba la Ceremonia (apenas entiende español) se imaginaba al poeta Chileno tomando un vino con Cervantes «a la sombra de un babanero» ajenos a toda la celebración y al protocolo del galardón.

Sus ensoñaciones se han convertido en un poema, que Smith ha dejado apuntado en la tarjeta de invitación a la ceremonia y ha reconocido a los periodistas, durante el cóctel que se desarrollo tras la entrega del galardón, que Parra es un poeta admirado por los círculos de la vanguardia estadounidense por su «rebeldía».

«Y le gusta el protocolo?, señora Smith», le ha preguntado un periodista intrépido: «Sin la ceremonia, la anarquía no es interesante», ha respondido resuelta la cantautora, quien vestía un traje negro de corte masculino.

Los Príncipes entregan el premio

El acto de entrega del Premio Cervantes, ha estado presidido por el Príncipe de Asturias y la princesa Letizia y ha contado con la asistencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Cultura, José Ignacio Wert; la presidenta de la Comunidad de Madrid,Esperanza Aguirre; la directora de Industrias Culturales y del Libro,Teresa Lizaranzu y el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle.

También han asistido los ministros chilenos de Cultura, por un lado, y de Relaciones Exteriores, por otro, Luciano Cruz-Coke y Alfredo Moreno, respectivamente. A la entrada de la comitiva, algunos ciudadanos han increpado con gritos al Príncipe, que ha entrado sonriente al Paraninfo, acompañado de la princesa Letizia.

Los familiares de Nicanor Parra, tras el Premio, han sido parcos en palabras, sabiendo que cualquier declaración suya podía transmitirse al papel impreso. No obstante, Colombina, hija del poeta y madre de Cristóbal Ugarte, presenciaba emocionada el protagonismo alcanzado por su hijo y reconocía sentirse feliz al conocer personalmente a Patti Smith, a quien admiraba profundamente.

Mañana la familia de Nicanor Parra depositará en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes lo que él llama «su maquina del tiempo» con un poema inédito y la orden de no abrirlo hasta dentro de cincuenta años.

Como ha recordado el Príncipe, las palabras de Parra «están en perpetuo movimiento», y por ello no sabemos lo que aparecerá. «Pero no hay duda: serán palabras que nos unen en la lengua de Cervantes y ensanchan nuestra vida», ha señalado el Príncipe Felipe.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario