FIRMAS

La crisis económica como coartada ideológica. Por José Alberto Díaz-Estébanez

Quiero compartirlo en redes

Atribuir al actual Gobierno la culpa de la crisis económica es tan estúpido como injusto. Y esperar que en tan poco tiempo hubiesen obrado el milagro de la recuperación sólo puede ser fruto de la ingenuidad más ciega o de haber tragado con la mentira nada piadosa del efecto taumatúrgico que tendría la victoria electoral de Rajoy sobre ese gran desconocido llamado “los Mercados” y su familia más directa (la tristemente célebre “prima de riesgo”). Distinto es que tengamos en la memoria algunas declaraciones intencionadamente maliciosas o vergonzantemente ignorantes de dirigentes del PP en campaña, coreados y amplificados por su coro rociero de gatos y otros animalitos domésticos diciendo que “el día después” veríamos como brotaba de nuevo el maná del cielo y la multiplicación de los panes y los peces sería un juego de niños comparado con lo que caería en este maltrecho país… pero eso es agua pasada.

Lo cierto es que se cumplen ahora cinco meses (¡cinco!… y no haré la rima) sobre la victoria –más que holgada, aplastante y absolutamente legítima- del PP en las urnas el 20-N. ¿Y cómo han evolucionado los indicadores económicos desde entonces? El paro ha subido hasta límites insoportables, la bolsa está en los índices más bajos desde 2009, la prima de riesgo se dispara más que la Familia Real (sí, ya lo sé… no viene a cuento, pero no he podido evitar el chiste malo), la confianza empresarial vuelve a descender, hemos pasado una huelga general por una reforma laboral que el propio Gobierno reconoce que no creará empleo en todo este año, los impuestos han subido como nunca antes, se han presentado los presupuestos más restrictivos de la historia de la Democracia (retrasados en un vano intento de no hundir las perspectivas electorales en Andalucía) y una semana después se anuncia un recorte adicional de 10.000 millones de euros, que hace bueno aquel anuncio de Guillette (“la primera hoja corta, la segunda apura”), dando una imagen de improvisación y desbordamiento verdaderamente patética.

La crisis económica como coartada ideológica

Y todo ello para calmar a “los Mercados”. Yo no sé ya ni quiénes son, ni cómo funcionan. Incluso dudo de su existencia. Parecen monstruos insaciables a los que los gobiernos más débiles, como aquellas tribus salvajes e ignorantes, van sacrificando resignadamente no ya sus vírgenes vestales (debe ser que no quedan en los tiempos que corren) pero sí sus cosechas, sus ganados y sus queridas baratijas… antes la risa maléfica del ídolo que siempre pide ¡¡MÁS!!

La receta del “strudel” de Merkel ya no puede dar mucho más de sí. Todo el mundo sabe que los recortes, la austeridad y la lucha contra el déficit eran, son y seguirán siendo imprescindibles… pero insuficientes. Sin políticas activas, y sólo ajustándose el cinturón dejaremos atrás las deudas, pero la economía morirá de inanición. Se habla de ajustar el déficit público, y es cierto, pero no se dice que sólo el 16% de la deuda corresponde al sector público, y más del 80% a la privada (bancos, empresas, particulares…).

Y de esa temida y repudiada deuda pública, con datos a 31 de diciembre de 2011, el 84% corresponde al Estado, el 13% a las Comunidades Autónomas y apenas el 3% a los Ayuntamientos (por cierto, la mitad corresponde exclusivamente a un ayuntamiento, el de Madrid, del hoy superministro de Justicia, Ruiz Gallardón, que suma más deuda acumulada que los otros 8.000 municipios de España juntos). Más datos de esta partida con cartas marcadas: cuando se impone el techo de déficit del 5,3% tampoco se hace a todos por igual, así que el Estado, que es quien más debe y que sólo gestiona el 21% del gasto público, se autopermite un techo del 3,5%; mientras que a las Comunidades Autónomas, que gestionan el 36,8% del gasto (dos tercios de ellos en Sanidad y Educación) se les limita al 1,5%. Y para más recochineo, con igual trato (en algunos casos incluso mejor) a aquellas Comunidades que han incumplido más que los “sí asistiré” del Facebook, que a las que ya han ajustado sus escuálidos cinturones en los últimos años con un mínimo de rigor.

Y como las cuentas no cuadran porque no pueden cuadrar (esto ya no es un “sudoku irresoluble” como definió algún ministro de Economía en el pasado, sino un cubo de Rubbik a ciegas, sin colores y con guantes de boxeo), pasamos al “plan B”: cortina de humo y crisis económica como coartada ideológica.

Se lanzan globos sondas e ideas que rozan el esperpento, y ya nada parece imposible porque nada es seguro y todo está en juego. La joya de la corona es el Estado de las Autonomías, y se fuerza la idea de una “recentralización” bajo la falsa premisa de que una administración centralizada sería más barata, más eficiente o más resolutiva que la autonómica… y no lo es, ni lo ha sido nunca, ni nunca lo será. Ni siquiera es políticamente posible esa idea, tal como la ha lanzado la ilustre presidenta de una Comunidad Autónoma como la de Madrid (¡claro, cómo lo va a entender precisamente la de Madrid, que es como el agujero del dónut!), pero sí cumple una doble función… da de comer a esas otros animales insaciables de la derecha más radical (que campan a sus anchas, anclados en cuando Mariano Ozores hizo “Las Autonosuyas”, con Alfredo Landa), y al mismo tiempo va construyendo su propia lanzadera personal para sustituir a su amado líder Mariano Rajoy si se pega la gran estallada antes de tiempo, y emerger ella como la nueva “Dama de Hierro” europea, que dejará a Margaret Thatcher y a Angela Merkel a la altura de las muñecas de Famosa dirigiéndose al Portal.

Mientras tanto… abróchense sus cinturones, pongan el respaldo de sus asientos en posición vertical y mantengan las mesas plegadas. Porque vamos a tomar tierra, vamos a tomar un montón de tierra… ¡nos vamos a hartar de tomar tierra!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Publicidad

Consejería Bienestar Social

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Programa de radio

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

abril 2012
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad