Canarias LA FOTO DEL DÍA SANTA CRUZ SOCIEDAD

LA FOTO DEL DIA. Cien velas sobre el mar

Elblogoferoz/M.Ledesma.-Cien años sobre el mar y cien años de recuerdos. Ese fue el sentimiento que se vivió hoy en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde se rindió homenaje al centenario de la botadura del Correíllo ‘La Palma’, el más popular y conocido de todos los vapores interinsulares canarios que, junto a sus gemelos ‘León y Castillo’, ‘Viera y Clavijo’ así como los vapores menores ‘Lanzarote’, ‘Fuerteventura’ y ‘Gomera-Hierro’, estuvieron destinados a cubrir los servicios marítimos interinsulares en Canarias.

El Cabildo Insular y la Fundación Correíllo La Palma recordaron hoy esta efeméride con un acto celebrado en la antigua estación del Jet Foil en la que participaron el presidente de la Corporación insular, Ricardo Melchior; el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y el presidente de la Fundación, Juan Pedro Morales, entre otras autoridades. Durante el acto se descubrió una campana conmemorativa del centenario.

El vapor La Palma, botado el 12 de abril de 1912 en los astilleros W. Harkess & Son Ltd. en Middlesbrough (Inglaterra), con el número de construcción 192, después de verificar satisfactoriamente las pruebas de mar, fue entregado a la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios, filial de la inglesa Elder Dempster Ltd.

Melchior con el presidente de la Fundación Correíllo, Juan Pedro Morales./Foto: David Domínguez

El Correíllo La Palma llegó al puerto de Santa Cruz de Tenerife el 14 de mayo para empezar a comunicar las islas con periodicidad, transportando pasajeros, mercancías y la correspondencia. Venía con el puente abierto, la chimenea de color mostaza y el casco pintado de negro.

Este barco mixto (pasaje-carga) de 67.10 m. de eslora, 9.14 m. de manga, 5,97 m. de puntal y 3.68 m de calado, desplazaba 894 toneladas de registro bruto y era impulsado por una máquina alternativa de vapor de triple expansión que le producía una potencia de 700 HP y una velocidad de 11 nudos. Podía llevar hasta 196 pasajeros, en primera, segunda y tercera clase, y su dotación la formaban medio centenar de tripulantes.

Autoridades e invitados en la celebración del centenario del Correíllo 'La Palma'. /Foto: David Domínguez.

El barco, con un diseño similar al Titanic, pues ambos fueron fabricados el mismo año en el Reino Unido, estuvo en servicio más de 64 años dedicado al trasporte de pasajeros y mercancías, incluso en tiempo de guerras y postguerras. Hasta 1930 navegó bajo la enseña de la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios y, posteriormente, fue adquirido junto a sus gemelos y coetáneos por la compañía Trasmediterránea.

Vida marinera

En marzo de 1976 la vida marinera del Correíllo se vio alterada por una grave avería en la caldera de vapor que supondría su retirada definitiva. La compañía Trasmediterránea, propietaria del buque, no consideró su reparación y, tras una subasta pública, vendió el buque a la familia Flick, que se planteó, sin éxito, la idea de convertirlo en lugar de ocio en el puerto de Las Palmas. Finalmente, el barco fue donado al Cabildo de Tenerife y en 1986 entró en el Puerto de Santa Cruz.

De izquierda a derecha, José Manuel Bermúdez, José Manuel Ledesma, Víctor Pérez Borrego y Ricardo Melchior/ Foto: David Domínguez.

El 19 de septiembre de 2003 se constituyó la Fundación Canaria Correíllo La Palma, de la que forma parte el Cabildo, con la misión de dirigir el proyecto de restauración y la posterior gestión y explotación del buque. En la actualidad la Fundación lidera un ambicioso proyecto que aspira a convertir este barco de vapor en un referente del patrimonio cultural y marítimo.

Dentro de los actos previstos para este centenario, la Fundación ha organizado también una cena de gala en el Hotel Mencey para esta noche, así como la celebración, el próximo viernes, de unas jornadas sobre el patrimonio marítimo-terrestre en Canarias, dirigidas a profesionales, estudiantes y personas interesadas. La actividad tendrá lugar en la Escuela Superior de Náutica a partir de las 08.45 horas.

La campana conmemorativa del centenario de El Correíllo./ Foto: David Domínguez.

Bermúdez defiende el puerto

Por su parte, el alcalde del Ayuntamiento de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, aprovechó la celebración del centenario del Correíllo La Palma para «reivindicar la importancia que tiene el puerto capitalino para la ciudad, la Isla y para toda Canarias».  Al respecto, reiteró la defensa de esta instalación y su inclusión en la Red Transeuropea de Transporte, según informa ACN PRESS.

“Tenemos que apostar por nuestro puerto para que ocupe el lugar que le corresponde en la Red Transeuropea, de lo contrario, perderíamos competitividad e inversión, a lo que no estamos dispuestos”, manifestó.

“De ahí que exijamos en las instancias competentes la posición que en justicia le corresponde a este Puerto de Santa Cruz de Tenerife”, añadió.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario