Sin categorizar

El Ibex se desploma tras los nuevos recortes anunciados por el Gobierno central

AGENCIAS.-Los nuevos recortes anunciados por el Gobierno de Mariano Rajoy para cumplir con los objetivos de déficit no han logrado calmar los mercados este martes. Mientras el Ibex 35 ha cerrado la sesión con una caída del 2,96%, marcando su mínimo anual en 7.422 puntos enteros, el bono español a diez años ha superado el 6% con la prima de riesgo en máximos desde noviembre.

El selectivo madrileño ha sufrido la segunda mayor caída en lo que va de año tras la registrada el seis de marzo (-3,39%) y ha terminado la jornada con todos sus valores en terreno negativo, sobre todo constructoras y bancos, según informa Europa Press.

Y es que el plan anunciado este pasado lunes por el Ejecutivo para reformar los servicios públicos, entre ellos la educación y la sanidad, y con el que prevé ahorrar 10.000 millones de euros, no ha servido para tranquilizar a los mercados este martes.

A lo largo de la jornada se han sucedido las voces de autoridades españolas descartando la necesidad de que España tenga que ser rescatada por Europa, mientras que desde el sector financiero se ha reclamado al Gobierno que mantenga el impulso reformador para recuperar la confianza internacional.

Todo esto ha provocado que la Bolsa española marcara su mínimo anual en 7.433 enteros, registrando así una caída del 2,96% al cierre. OHL se ha coronado ‘farolillo rojo’ del selectivo madrileño con un recorte del 7,11%, mientras que los siguientes puestos de cola han correspondido a Arcelormittal (-6,28%) e Indra (-5,68%).

Prima de riesgo

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes tampoco ha sido positiva y este martes ha llegado a escalar hasta los 437,2 puntos básicos, con una rentabilidad del 6,003%, frente al nivel de 405,5 puntos registrado en la apertura.

Esto ha repercutido especialmente en la banca que, además de sufrir en sus carnes la subida de la prima española por sus efectos en el encarecimiento de la financiación mayorista, también ha sido objeto de la desconfianza de los mercados.

Caixabank ha perdido un 4,59% y también se han comportado mucho peor que el conjunto del índice Bankinter (-4,37%), Santander (-3,88%), BBVA (-3,62%), y Popular (-3,51%) mientras que Bankia se ha dejado algo menos (-2,57%).

Los recelos de los inversores a la capacidad de los países periféricos de la zona euro para hacer frente a sus obligaciones de pago también se han dejado notar en el diferencial de la deuda italiana respecto al ‘bund’, que se ampliaba a 404,8 puntos básicos, con una rentabilidad del 5,683%, en contraste con los 373 puntos del comienzo de la jornada.

Las ventas se han impuesto en las principales plazas del Viejo Continente, encabezadas por Milán, que se ha desplomado un 5%, mientras que París se ha dejado un 3%, casi lo mismo que Madrid, y más que Francfort (-2,5%) y Londres (-2,2%).

En el mercado de divisas, el euro ha perdido posiciones respecto al dólar y al término de la sesión a este lado del Atlántico el cambio entre las dos monedas marcaba 1,306 ‘billetes verdes’.

Rajoy, huye de los periodistas

Ante la subida de la prima de riesgo y del desplome de la Bolsa española, Rajoy ha eludido este martes a los periodistas que le esperaban a la salida del hemiciclo del Senado para que lanzara un mensaje de tranquilidad. Al verse rodeado de medios de comunicación y no lograr abrirse paso, se ha dado media vuelta para abandonar la Cámara Alta por el garaje.

Lo ha hecho después de responder en el Senado a las preguntas de PNV, PSOE y UPN sobre el traslado del Guernica de Picasso, la reforma laboral y el acceso al pago a proveedores de los ayuntamientos navarros, sin aprovechar su intervención ante el Pleno para hacer una valoración sobre la situación de la economía española.

No obstante, la volatilidad de la prima de riesgo continúa siendo una de las preocupaciones del Ejecutivo, que ha asegurado que este hecho no puede ocasionar que el Gobierno pierda «el rumbo» en su gestión económica.

Así lo ha señalado el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos en el Forum Europa, donde ha admitido que el mundo vive «tiempos complicados y difíciles» que hay que analizar, pero que no pueden desviar los objetivos del Ejecutivo porque lo importante es «mantener un rumbo fijo y claro».

El ministro de Economía, además de insistir en la necesidad de implementar las reformas y llevar a cabo el ajuste, ha recalcado que el Gobierno trabaja para revertir la situación, aunque el rebrote de la desconfianza no puede modificar los objetivos «claros» de la política económica.

«Evidentemente (España) no necesita un rescate en este momento», ha dicho De Guindos, que ha señalado que el país cuenta con un Ejecutivo «con ideas absolutamente claras» y una política económica coordinada con los socios europeos.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario