FIRMAS

Ahora más que nunca. Por Paulino Rivero

Los datos del paro correspondientes al mes de marzo han vuelto a suponer un enorme revés para la economía española y, lógica y desgraciadamente, también para la canaria. A la vista está, ni un cambio en el Gobierno del Estado era una receta suficiente ni era verdad que pudiera resolverse de la noche al día la situación de un modelo económico gravemente tocado por la prevalencia de una tasa de desempleo insoportable.

Canarias no queda al margen de esa tendencia, y aunque estamos entre las cuatro comunidades autónomas con un menor crecimiento del paro en términos interanuales (marzo 2011-marzo 2012), la cifra de desempleados nos obliga a seguir multiplicando esfuerzos y a volcarnos para mejorar la situación.

Resulta evidente que la crisis ha golpeado durísimamente el mercado laboral. Pero equivocaríamos el análisis si achacáramos en exclusiva a la coyuntura económica esos pésimos datos.

Dado que los problemas son de carácter estructural, es necesario tomar medidas que ataquen el problema de raíz; pero en lo alto de la agenda de todos los gobiernos -del Gobierno canario sin duda- deben estar los dramas personales que esconden las frías estadísticas, y eso conlleva poner los recursos públicos a trabajar para plantar cara a los problemas de tantísimas familias.

Con esa convicción como punto de partida, resultan inconcebibles e inaceptables los recortes previstos en los Presupuestos Generales del Estado en esta materia. En políticas activas de empleo, la reducción global será de 1.500 millones de euros, de los que 113 millones corresponden a Canarias. Hablamos de un descenso en las Islas del 35 por ciento con respecto a lo consignado en los Presupuestos de 2011. Cuentas que, de esta manera, también bloquean iniciativas de choque contra el desempleo.

Un territorio como Canarias, que ha venido haciendo sus deberes en contención del gasto desde hace años y que es una de las pocas comunidades autónomas cumplidoras en materia de déficit, no se merece trato tan injusto ni contrario a los intereses de sus ciudadanos.

Los recortes presupuestarios aplicados por el Gobierno del PP torpedean cualquier esfuerzo emprendido para la recuperación de la economía del Archipiélago; desde la eliminación de las partidas para infraestructuras turísticas, educativas o para el POSEI, pasando por el tijeretazo para obras hidráulicas o carreteras (fijadas por convenio) o por la minoración en financiación de centros sanitarios (90 millones menos), la injusticia es tan inexplicable y objetiva que resulta difícil aceptar una justificación basada únicamente en la coyuntura económica o presupuestaria.

Es más, estos Presupuestos ponen en riesgo la prestación de los servicios básicos esenciales por más que el Gobierno de Canarias ha trabajado de manera intensa en los últimos años por garantizarlos. En concepto de financiación autonómica –precisamente el que se destina a sanidad, educación y políticas sociales–,  Canarias recibirá 322 millones de euros menos de lo que venía percibiendo, que ya era poco en comparación con otros territorios.

Con todo, la generación de actividad económica y, en consecuencia, la creación de empleo –el objetivo prioritario de cualquier política– queda en entredicho con unos Presupuestos estatales que van justamente en la dirección contraria.

Canarias, los canarios, no podemos permitir estos Presupuestos. El Gobierno que presido trabajará con todos los recursos a su alcance para intentar corregir el rumbo de unas cuentas que nos alejan más, mucho más, del resto del Estado.

En Canarias se multiplican las voces que comparten la enorme preocupación expresada por el Gobierno canario, el rechazo a unos Presupuestos que alejan a los canarios de España, incrementando todavía más la diferencia entre lo que se invierte por habitante en nuestras Islas y los esfuerzos que se llevan a cabo en otras comunidades autónomas.

Empresarios, sindicatos, partidos y grupos parlamentarios han expresado ya su inquietud ante el trato que recibe Canarias en los Presupuestos elaborados por el Partido Popular, inquietud que me ha llevado a convocar para el próximo miércoles al Consejo Asesor del presidente -será en esa mesa de trabajo donde definamos las líneas de actuación que multiplicaremos en defensa de Canarias-.

Ahora más que nunca, los canarios debemos ser una sola voz. Al igual que ocurre en otros territorios como Cataluña, el Gobierno autónomo, junto a los agentes económicos y sociales –junto a la sociedad en su conjunto– debemos movilizarnos en defensa de un trato justo y para que el Gobierno del PP rectifique y dé marcha atrás con unos Presupuestos que alejan todavía más a Canarias de España.

Con estos Presupuestos el PP condena a Canarias a enormes sacrificios.

http://paulinorivero.com/

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario