Sin categorizar

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, en Santa Cruz de Tenerife

Juan Carlos Díaz Lorenzo. De nuevo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”. Arribó puntual. A las once de la mañana hora canaria estaba entre puntas, con el práctico a bordo, el aparejo aferrado y dando avante con el ritmo acompasado del motor principal, asistido a proa por el remolcador “V.B. Riban” y a popa por el remolcador “V.B. Tenerife”.

Desde una hora antes se divisaba claramente su estilizada silueta marinera con sus cuatro mástiles desnudos apuntando al cielo. Avanzó despacio. Le adelantó por su banda de estribor el ferry “Volcán de Tamadaba”, en su primer viaje de la mañana procedente de Las Palmas.

Arribó puntual. A las 11 hora canaria estaba entre puntas

El buque-escuela entró asistido por dos remolcadores

Luego dobló la punta del muelle sur y señaló con el bauprés la enfilación de la maniobra de atraque. Lo esperábamos en el Muelle Norte, uno de los mejores sitios para fotografiar al buque-escuela de la Armada española, viejo amigo de días felices, convertido en un blanco sueño de juventud. Evocación del viaje que hicimos a bordo en 1998, acaso el más fértil de todos los recuerdos de la mar y los barcos que nos acompañan en nuestra vida.

Al pasar frente al Real Club Náutico lo saludó la bocina y desde el muelle de ribera recibió los honores de ordenanza. Atracados en el muelle sur los cruceros de turismo “Norwegian Jade” y “AIDAsol”. En el muelle norte, el centenario vapor “La Palma”. En el “martillo”, los ferries gemelos “Volcán de Tamadaba” y “Volcán de Tijarafe”. En el muelle de ribera, el buque frigorífico “Humboldt Rex” y a mediodía se le unió el fast-ferry “Bencomo Express”. Dos etapas de la historia de la navegación se dan la mano, separados apenas por unos metros.

Santa Cruz de Tenerife, el puerto más visitado en la vida del buque-escuela

Al fondo, la chimenea del crucero de turismo «Norwegian Jade»

En el sitio asignado para el atraque del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, en la segunda alineación del muelle de ribera y sobre el paseo de la estación marítima y la Avenida de Anaga, cientos de tinerfeños esperaban la llegada del barco y también varios cientos de turistas de los barcos surtos en puerto, se detenían para contemplar y fotografiar al ilustre visitante.

El primero en subir a bordo fue el comandante naval de Tenerife, capitán de navío Blas Romero, que fue recibido por el comandante del buque-escuela, capitán de navío Alfonso Gómez Fernández de Córdoba. Aplausos del público situado por la popa del barco cuando quedó listo de maniobra y se ordenó retirada de babor y estribor de guardia. Comienza una escala de cuatro días de duración.

Construido en Cádiz, es un «joven» de 85 años de vida marinera

Maniobra para atracar al muelle de ribera

El próximo lunes, el buque-escuela recibirá la visita del almirante comandante de Mando Naval de Canarias, Salvador Delgado Moreno, que fue su comandante por espacio de dos años, desde el 29 de septiembre de 2005 hasta el 21 de septiembre de 2007. Por la noche acudirán a bordo las autoridades y otros medios marítimos y consulares, en la tradicional recepción a bordo.

El público que lo desee puede visitar el barco hoy sábado y mañana domingo, de 15,30 a 20 h y lunes y martes, de 11,30 a 13 h. El acceso se hará por la vía peatonal situada al extremo del edificio de la estación marítima. Es interesante recordar que el puerto de Santa Cruz de Tenerife ha sido el más visitado a lo largo de la vida marinera del insigne velero, convertido en embajador navegante de España.

Al fondo, varios de los iconos arquitectónicos de Santa Cruz de Tenerife

El buque escuela “Juan Sebastián de Elcano” zarpó en la mañana del 1 de abril del puerto de Cádiz en el comienzo de su 83º crucero de instrucción. A bordo viajan 69 guardiamarinas, que realizan parte de su cuarto año de carrera y la despedida del barco, al que acompañó en su salida un patrullero de altura “Vigía”, asistió el almirante jefe de Estado Mayor de la Armada, Manuel Rebollo, y la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez.

En la tarde del 10 de abril se hará de nuevo a la mar para cruzar el Atlántico en demanda de La Habana (Cuba) y a continuación participará en la regata internacional Opsail 2012 y visitará los puertos de Nueva York y Norfolk (EE.UU.). Desde la costa este cruzará de nuevo el Atlántico en sentido inverso rumbo a Saint Maló (Francia), con la finalidad de participar en la regata “Grandes Veleros” (Tall Ships) organizada por la Sail Training International.

El público que lo desee puede visitar el barco en los horarios fijados

De regreso a España, hará escala en el puerto de la Escuela Naval Militar en Marín (Pontevedra), donde asistirá el 16 de julio a los actos de jura de bandera y entrega de los despachos a los nuevos oficiales de la Armada.  Después, el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” hará escala en Lisboa, para participar en los actos conmemorativos del bicentenario de la Constitución de Cádiz, previstos entre los días 26 y 30 de julio.

El nombre del buque está resaltado en fondo verde y ribete en oro

El buque-escuela ha sido sometido a una importante reforma

Este año se ha retraso la salida del buque-escuela debido a las obras de modernización ejecutadas en el plazo de diez meses en las instalaciones de Navantia en el astillero de San Fernando (Cádiz), que han afectado a la estructura, equipos y sistemas de la cámara de máquinas y la sustitución y saneado de gran parte de la jarcia firme.

En su actual viaje, la dotación está formada por 23 oficiales, 22 suboficiales, 140 militares de escala de tropa y marinería y cinco maestros civiles. Los guardiamarinas tienen por delante estudios de navegación, astronomía, meteorología, maniobra, geografía e inglés, además de reglamento, exámenes y guardias de mar, entre otros cometidos.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario