Canarias Sin categorizar SOCIEDAD Sucesos

Una sentencia judicial lleva a un palmero a iniciar una huelga de hambre «indefinida» en defensa de su mujer

Quiero compartirlo en redes

Elblogoferoz/Mónica Ledesma.- José Angulo García, vecino de Los Llanos de Aridane (La Palma), ha comenzado una huelga de hambre «indefinida e irrevocable» en defensa de su mujer, Guadalupe Martín, la cual fue atropellada por un taxista en 2005, cuando salía de su domicilio ubicado en dicho término municipal.

La atropellada, en su día, denunció al conductor por lesiones, reclamando una indemnización de más de 180.000 euros por secuelas e incapacidad permanente. No obstante, el fallo judicial emitido el pasado octubre por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº2 de Los Llanos de Aridane, desestimó la demanda planteada por la susodicha, a quien condenó a  pagar las costas del juicio.

El fallo judicial, que fue recurrido por esta familia palmera ante la Audiencia Provincial, se encuentra en estos momentos en el Tribunal Supremo, ya que según explicó José Angulo García, «no es justo que mi mujer, además de haber sido atropellada tenga que pagar las costas de un  juicio que ha sido manipulado», denunció.

«Desde el pasado día 20 he comenzado esta huelga de hambre que mantendré hasta que la Fiscalía actúe e investigue debidamente el caso de atropello que sufrió mi mujer. Sólo pido una reconstrucción de los hechos in situ, y de todos y cada uno de los pormenores que se vieron implicados en este suceso. Una reconstrucción que debe ser lo más realista posible, mediante una grabación de los hechos, e incluyendo a las dos partes y testigos», añade Angulo.

En su opinión, «en torno a este caso se ha cerrado un círculo de corrupción y amiguismo a favor del taxista, que es el único culpable. Pero sus influencias han hecho que, desde el informe de atestado llevado a cabo por la Policía Local en su día, todo girase a nuestra contra». Afirmó que «retomo la huelga de hambre en la calle porque es la única manera que tengo de defender a mi familia, ya que nuestros abogados nos han dicho que si el Supremo también desestima la causa ya no habrá más posibilidad de recurrir y tendremos que pagar las costas, con lo cual nos quedaremos sin nada al ser una familia humilde».

Los hechos

Según recoge la sentencia judicial, «la actora sostiene que el 15 de abril de 2005, entre las 10.30 y 11 horas, cuando se disponía a salir de su vivienda, sacó el pie izquierdo por el vano de la puerta y fue arrollada por un vehículo Mercedes B 250, lo que hizo que quedara tumbada en el suelo, con el resto del cuerpo dentro de la casa. En contra de lo expuesto en el atestado policial, la actora no salió de su domicilio de espaldas y atribuye la culpa del accidente al demandado por circular sin embrague y no frenar al comprobar que por la misma vía bajaba otro coche que, ante la estrechez de la calzada, hacía imposible el paso de ambos vehículos».

Como consecuencia del accidente, Guadalupe Martín tuvo lesiones que tardaron en curar 298 días, de los que 15 fueron de hospitalización, por lo que reclamó 16.037 euros, a los que añade 9.454 euros por los 330 días no impeditivos. Igualmente, pide una indemnización por secuelas de 136.053 euros y 17.472 euros por la incapacidad permanente parcial por las lesiones.

La defensa del conductor acusado, añade la sentencia, niega que se cometiese tal infracción y culpa a la demandante de «comportamiento negligente» al salir de su casa sin antes cerciorarse de que podía hacerlo sin riesgo ni entorpecimiento indebido, conforme al artículo 124.2 del Reglamento General de Circulación.

Asimismo, en los fundamentos de derecho especifica que el testigo citado confirmó que el embrague del coche implicado en el caso estaba mal y que con posterioridad se arregló en el taller de su padre, donde él trabaja, y que se encuentra ubicado frente al domicilio de la víctima del atropello. Mientras, los agentes policiales encargados de la elaboración del atestado testificaron que el conductor iba a la velocidad adecuada y que Guadalupe Martín fue la única persona que podía haber evitado el accidente, ya que la vía es lo suficientemente ancha para transitar dos vehículos a la par. Palabras que también ratificó un experto en reconstrucción de accidentes de tráfico, que actuó como testigo citado por la aseguradora del demandado.

«Datos falsos»

El marido de la atropellada, José Angulo, recordó que «en todo este caso, desde el principio, ha habido una sucesión de hechos contradictorios y falsos. Empezando por que la Policía sólo tomó declaración en el atestado al conductor implicado. Omitiendo en el mismo a mi mujer e incluso a mí, que ayudé a rescatar a mi esposa tras el suceso». «Sólo reclamo justicia para mi familia y por ello permaneceré en huelga de hambre hasta que nos dén la razón», concluyó.


Publicidad

Consejería Bienestar Social

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Programa de radio

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad