Sanidad SANTA CRUZ SOCIEDAD

Bermúdez entrega el premio al profesor de Medicina Antonio Cabrera por su investigación sobre la obesidad

Elblogoferoz. El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, entregó esta tarde en el Salón de Plenos del Palacio municipal, el premio del Excelentísimo Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife al profesor experto en Medicina Preventiva, Antonio Cabrera de León, por su trabajo titulado “La clase social como determinante de salud en Canarias”, bajo el lema “La pobreza es la principal causa de enfermedad”. El estudio presentado por el profesor y sus colaboradores pretende demostrar que la clase social es un factor determinante que influye en la salud de las personas, y más aún en los problemas relacionados con la obesidad.

José Manuel Bermúdez destacó el papel relevante que poseen determinadas políticas y programas relacionados con la Sanidad. Al respecto destacó que “las administraciones tienen que eliminar la tendencia a hacer compartimentos estancos dentro de la Sanidad Canaria”. “Desde el Ayuntamiento tenemos el deber de potenciar hábitos saludables en la población y ello lo podemos conseguir a través de la implantación de programas deportivos y de educación alimentaria, así como otros factores que inciden de manera positiva en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”, indicó el alcalde. Por último incidió en que “la Sanidad es competencia de todos y se pueden llevar a cabo numerosas acciones desde las propias administraciones en beneficio de la salud”.

El presidente de la Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife, Javier Parache Hernández, fue el encargado de abrir el acto haciendo referencia a la importancia de la celebración de este tipo de certámenes encaminados a premiar la labor investigadora.

Tras las palabras del presidente, le tocó el turno al galardonado Antonio Cabrera, quien expuso las principales líneas de su trabajo al público presente. Cabrera aportó algunos rasgos de su estudio y explicó que el objetivo del mismo es “medir el impacto de la clase social como determinante de salud”. Para ello, Cabrera detalló que “se ha elaborado un estudio transversal de 6.729 individuos con el fin de medir la clase social basada en variables como la renta familiar per cápita, el índice de hacinamiento, los estudios realizados y la ocupación y situación  laboral”. “El modelo resultante se validó analizando su capacidad de estimar los riesgos relativos de residir en un barrio pobre o rico, mantener un patrón dietético típico de clases sociales pobres y presentar problemas de salud actualmente asociados a la pobreza”, añadió el profesor.

Del estudio se desprenden numerosos datos que demuestran una mayor incidencia de obesidad entre la población con un menor nivel socioeconómico. Entre estos factores destaca el riesgo de sedentarismo que según indicó el profesor es de un 70% más alto en las clases más pobres de la sociedad, lo que conlleva a enfermedades como la hipertensión arterial y la diabetes. Respecto a la hipertensión, Cabrera señaló que el riesgo de padecer dicha dolencia es de un 50% más alto entre las clases menos pudientes que en las de mayor riqueza. “El riesgo de sufrir diabetes se sitúa en un 80% mayor en la sociedad más pobre”, añadió Cabrera. El profesor destacó que “la cifra más preocupante es la relacionada con la obesidad mórbida, que se sitúa en un 400% superior a la de la población con mayor riqueza”.

Cabrera comienza su trabajo destacando que “la Organización Mundial de la Salud considera que la pobreza es la causa principal de las enfermedades”. Asimismo indica que las “desigualdades socioeconómicas son los factores que explican mejor las diferencias de salud dentro de una misma sociedad”. Al respecto, señala que “los grupos sociales más ricos y educados adquieren antes hábitos de vida saludables, de manera que en ellos disminuyen los factores de riesgo y las enfermedades, mientras que éstas se mantienen elevadas en las capas sociales desfavorecidas”.

La presentación del trabajo de Cabrera dio paso a la clausura del acto, con la entrega del premio al galardonado por parte del alcalde, José Manuel Bermúdez. Junto al profesor Antonio Cabrera también fueron premiados sus colaboradores cofirmantes del trabajo a los que se les hizo entrega del correspondiente diploma.

El alcalde felicitó a Antonio Cabrera por su esclarecedor trabajo y también aprovechó la ocasión para agradecer a la Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife la celebración de este certamen, ya que supone un empuje a la labor investigadora. Además manifestó que “es una satisfacción que el Palacio Municipal acoja esta exposición que nos ha desvelado datos muy interesantes”.

La Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife celebra este acto habitualmente y en esta ocasión el tema sobre el que versaron los trabajos presentados fue el de “Obesidad factores sociosanitarios”. Los premios de la Real Academia de Medicina se llevan a cabo desde 1970. En concreto, el Premio Excelentísimo Ayuntamiento de Santa Cruz, que se convocaba habitualmente, se interrumpió durante unos años y su convocatoria se recuperó en 2007. En la edición de 2008 el galardonado fue el doctor Francisco  Javier Trujillo Carrillo, con el tema  “Prevención y manejo de las drogodependencias”, mientras que para la convocatoria de 2009 y 2010 no resultó ningún trabajo premiado.

Antonio Cabrera posee una amplia labor investigadora. Actualmente es Profesor Universitario del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina y Académico Correspondiente. Cuenta con gran experiencia, ya que con anterioridad fue director del Servicio Canario de Salud, y dirige un equipo de investigación epidemiológica de profunda raigambre que publica en las revistas de mayor trascendencia internacional del mundo científico.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario