Sanidad SANTA CRUZ SOCIEDAD

Guigou: la calima se unió a la contaminación de la refinería hasta alcanzar cifras de “umbral de alerta»

Elblogoferoz. Guigou afirma que la calima se unió a la contaminación de la refinería hasta alcanzar cifras de “umbral de alerta«. La contaminación por partículas multiplicó por 10 las cifras del límite legal (50 microgramos por metro cúbico) hasta alcanzar los 500 microgramos por metro cúbico cifra que también superó el Óxido de Nitrógeno.

El concejal de Ciudadanos por Santa Cruz Guillermo Guigou denuncia en un comunicado que la calima se unió a la contaminación de la refinería hasta alcanzar entre ayer y hoy en Santa Cruz cifras de “umbral de alerta a la población

«La contaminación por partículas multiplicó por 10 las cifras del límite legal (50 microgramos por metro cúbico) hasta alcanzar los 500 microgramos por metro cúbico cifra que también superó el Óxido de Nitrógeno«, afirma.

Guigou recuerda que tanto los poquísimos estudios existentes, como el Plan de actuación de calidad del aire del Gobierno canario e incluso sus propios técnicos reconocen que el polvo sahariano se une a la emisión industrial de Cepsa para multiplicar exponencialmente los efectos nocivos. «Además de la web a la que obliga la legislación europea y española, algunas estaciones se apagaron o no registraron datos sobre determinados tóxicos, sospechosamente, durante 12 y 24 horas«, afirma.

Guigou dice que la semana pasada, «y pese a la intención política de culpar a la calima de la contaminación en Santa Cruz de Tenerife«, los técnicos de Sanidad y Medio Ambiente del Gobierno canario confirmaron a los concejales del Ayuntamiento de Santa Cruz, en una reunión, en el caso especial de Santa Cruz, el polvo sahariano se mezcla con la contaminación de la refinería para multiplicar exponencialmente tanto «las los límites legales de contaminación establecidos por la legislación europea y española, como sus efectos nocivos, en forma de nuevos compuestos que no miden las estaciones de calidad del aire«.

Extremos que confirma tanto el propio Plan de Actuación de Calidad del Aire del Gobierno de Canarias como el estudio sobre la calima que encargó el Gobierno canario «después que le echaran del único estudio epidemiológico que relaciona mortalidad y contaminación porque se negó a dar los datos sobre ingresos hospitalarios».

«Su búsqueda por culpar a la calima de la contaminación de la refinería no fraguó ya que los técnicos volvieron a alertar de los efectos multiplicadores de los tóxicos provenientes de la refinería al unirse con la calima. Unos datos que hemos tenido que volver a sufrir con otro grave episodio de calima durante estos días, aunque no conocemos los efectos reales en la salud ya que el Gobierno canario se niega a realizar estudios epidemiológicos», aclara Guigou.

En cuanto a las partículasla media de 24 horas no puede superar los 50 microgramos por metro cúbico en más de 7 ocasiones por año, un límite más que superado y que, durante ayer y hoy, y que se confirma con picos de 500 microgramos por metro cúbico ayer y hoy y durante más de 15 horas consecutivas.

«Santa Cruz tiene la vergüenza de ser la ciudad española más contaminada por partículas de toda España hecho por el que la Unión Europea ha multado a España«, recuerda Guigou,

Por otro lado, el umbral de alerta a la población del Óxido de Nitrógeno está en 400 microgramos por metro cúbico cifra que se alcanzó con creces llegando hasta los 500 aunque, al menos las estaciones medidoras de calidad del aire, mitad en propiedad del Gobierno canario, mitad propiedad de Cepsa, «que se ‘vigila’ a si misma, no registraron esos niveles durante tres horas consecutivas, lo que habría obligado a alertar a la población según la legislación europea y española sobre calidad del aire».

En su denuncia, presentada de forma conjunta con el abogado y miembro Ciudadanos, Ángel Isidro Guimerá, Guigou pide a la Fiscalía de Medio Ambiente que, como hizo en Madrid, «instale estaciones medidoras propias para evitar manipulaciones ya que el estudio de la USC alerta de que no sólo faltan estaciones sino que están colocadas, curiosamente, en lo lugares dónde menos se registran las concentraciones de tóxicos«.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario