Sin categorizar

PARLAMENTO / CRÓNICA. ¡El REF cést moi! Por Carmen Ruano

Hablar del Régimen Económico y Fiscal de Canarias en el Parlamento regional viene a ser algo parecido a soportar la sesión de fotos del cuñado a la vuelta de sus vacaciones por el Camino de Santiago: algo insoportable. Sobre todo, si uno ha hecho ya el camino. Y en la Asamblea Legislativa han recorrido ese sendero demasiadas veces, de un lado para el otro y sin llegar a ninguna parte.

Cada vez que el consejero de Economía del Gobierno canario sube a la tribuna de oradores compruebo que le queda tan larga como las mangas de sus chaquetas y eso que ahora, con los recortes de moda, Javier González Ortiz bien podría meter tijera en el terno sin que nadie se escandalizara. Pero el caso es que subió y dijo obviedades sobre la necesidad de alcanzar un consenso y negociar un REF que sirva básicamente para crear empleo. Porque esa es otra, ahora todas las iniciativas legislativas, proyectos, programas, convenios y acuerdos tienen un único y principal objetivo: crear empleo. Que no lo hayan logrado hasta ahora no les desanima y siempre queda el recurso de echarle la culpa a los demás.

En realidad, quien dijo lo que había que decir del REF fue José Miguel González, que de esto sabe y mucho. Sólo que ahora él no es el consejero de Economía y Hacienda para desgracia de todos nosotros y es probable, además, que lo ‘retiren’ en los próximos meses a un cargo de postín donde no deje en evidencia a sus compañeros de partido menos agraciados en la consolidación de la masa neuronal y la inteligencia emocional.

De la intervención del portavoz socialista, Manuel Marcos Pérez, poco podemos decir sin riesgos de que abandonen para siempre la lectura de estas líneas. Y Román Rodríguez, de Nueva Canarias, se dirigió a los portavoces encantado de verse en la tribuna de oradores. De hecho, si le pusieran un espejito-espejito para que él mismo pudiera contemplarse, disfrutaría aún más de sus intervenciones parlamentarias.

Allí, salvo José Miguel González, nadie sabía exactamente de qué se estaba hablando más allá de los tópicos de la fiscalidad, el desarrollo económico y, sobre todo, de la creación de empleo. Eso sí, todos ellos hablaron del necesario, riguroso, imprescindible e inevitable consenso. Hasta que empezó a hablar el portavoz del PP, Miguel Cabrera Pérez-Camacho.

Cabrera subió a la tribuna y tras citar a Napoleón, proclamó que ¡el REF cést moi! Y de Mariano Rajoy, por supuesto. Y aseguró que los demás se sumarán al proyecto que no será “una machangada” sino una norma “para cumplirla”. Esto, aunque ustedes no lo sepan, fue un golpe bajo, a la altura de la espinilla, después de que hace un año y medio el Parlamento aprobara unas medidas urgentes sobre el REF que serían un bálsamo para la maltrecha economía canaria que, como tantas otras cosas, quedó en nada.

Envalentonado –sobre todo desde que se ha constatado que González Ortiz rehúye el debate con él para no salir mal parado-, Cabrera Pérez-Camacho se refirió a CC y al PSOE como la Coalición de Perdedores Asociados SL, puso en evidencia sus “engaños” y sobre todo, le echó en cara a los partidos que gobiernan en Canarias la modificación legislativa que han hecho para “entrar a saco en el Consejo Consultivo y la Audiencia de Cuentas”. El consenso, dijo el parlamentario popular, “se hace en los dos sentidos”. Y como nacionalistas y socialistas han excluido a los populares, éstos han hecho con aquéllos lo que Napoleón con sus embajadores: hagan lo que quieran, que nosotros haremos lo que nos dé la gana.

cruanovillalba@gmail.com

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario