Parlamento POLÍTICA

PARLAMENTO. CC y PSC rechazan reducir las empresas públicas por «falta de fundamento»

Europa Press.- El Parlamento de Canarias, con los votos en contra de CC-CCN-PNC y PSC-PSOE, ha rechazado una moción del Partido Popular para racionalizar el sector público canario por entender que esta propuesta resulta «insustancial, débil y con falta de fundamento», a la vez que «demagógica».

El diputado popular Miguel Jorge se encargó de defender una propuesta que, entre otros objetivos, pretende acabar con determinadas empresas públicas que compiten «deslealmente» con el sector privado, un hecho que, en su opinión, «sólo pasa en la Cuba de Raúl Castro, la Venezuela de Hugo Chavez y la Canarias de Paulino Rivero».

Miguel Jorge señaló que el sector público empresarial es un «mal endémico» que afecta a todas las administraciones públicas de España, que ha sufrido «un crecimiento desmesurado» por la creación de entes paralelos que han supuesto «un aumento asombroso del déficit público».

El diputado del PP instó por ello a «poner coto a este desmadre», pues estos organismos deben crearse en casos justificados para ayudar a mantener los servicios públicos esenciales, algo que, a su juicio, «no se está cumpliendo».

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, José Miguel Ruano rechazó la moción del Partido Popular por «insustancial, débil y con falta de fundamento», y quiso dejar claro que la política que ha llevado y  seguirá llevando a cabo el Gobierno de Canarias en materia de racionalización del sector público es «el adecuado».

Además, advirtió que la moción que propone el Grupo Popular hace caer el valor de las acciones de las empresas públicas que se pretenden disolver. A su parecer, si se quiere enajenar parte del sector público, hay que hacerlo en condiciones de rentabilidad económica, de ahí el rechazo de esta moción.

José Miguel Ruano criticó también que el PP haya «copiado» esta propuesta de la que ya planteó en su momento la exviceconsejera de Economía y Hacienda, Rosa Rodríguez, para reducir el sector público de la administración canaria, una propuesta que Ruano tachó de «bodrio» y que «no se tragó ni José Manuel Soria».

«Demonizador de lo público». El portavoz del Grupo Mixto, Román Rodríguez, criticó por su parte la moción del PP en cuanto genera un debate «demagógico, simplificador, demonizador de lo público y arma arrojadiza de la que no se libra nadie», pues «la mitad de la deuda de los ayuntamientos de España la tienen Madrid y Valencia, gobernados por el Partido Popular desde hace una década y media».

Para Román Rodríguez, es el Gobierno de Canarias quien tiene que decidir qué empresas públicas hay que suprimir, al tiempo que quiso dejar claro que los problemas de la economía española «no están lastrados por el peso del sector público», que «resulta fundamental para prestar servicios y garantizar derechos».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario