SOCIEDAD Sucesos Tecnología

Huye para evitar la cárcel y le encuentran por sus fotos de Facebook

Portaltic /EP.- Un ciudadano de Sicilia, acusado de tráfico de drogas, ha sido extraditado a Italia desde Reino Unido para ser juzgado, después de que fuese encontrado por publicar fotos en su cuenta de Facebook haciendo turismo por Londres. Actualmente se encuentra en prisión en Roma.

Colgar las fotografías de los viajes realizados en Facebook es una actividad bastante común entre los usuarios de la red social. Sin embargo, no es recomendable hacerlo cuando estas en busca y captura, a no ser que quieras que te encuentren. Esto le ha sucedido a Michele Grasso, un ciudadano de Sicilia acusado de tráfico de drogas, que huyó a Reino Unido para intentar librarse de su condena.

Grasso desapareció de su ciudad natal, Taormina (Sicilia), en el año 2010 cuando la policía trató de detenerlo por tráfico de drogas. Pero finalmente consiguió escaparse y llegar a Londres. Grasso utilizó Facebook para que sus amigos supieran que estaba disfrutando de un tiempo maravilloso en esa ciudad. En 2010, publicó fotos de sí mismo construyendo un muñeco de nieve bajo el título «¡Fantástico!» y escribió: «¿Has visto lo hermoso que está aquí con la nieve?», según recoge el diario italiano La Repubblica.

Esto llevó a un amigo a escribir: «¿Por qué no me dejas saber dónde estás en caso de que te quedes atrapado?». Grasso después publicó fotos bajo el título «Navidad en Londres», seguido por imágenes de la discoteca Ministry of Sound, London Eye, Tower Bridge y Oxford Circus.

El pasado mes de enero continuó publicando fotos suyas posando con las figuras de cera de Obama, Tom Cruise y David Beckham en el museo Madame Tussauds de Londres.

Mientras tanto, la policía italiana, en contacto con la Interpol y sus homólogos británicos, pidieron una orden de detención para Grasso y su extradición. En el momento de la detención, Grasso se encontraba de fiesta cerca de Waltham Abbey a finales de enero.

Este sábado Grasso fue detenido por la policía italiana en una operación denominada Big Ben, antes de ser puesto en un avión de regreso a Italia. Ahora se encuentran en prisión en Roma. En 2011, Grasso fue condenado a cinco años de prisión y una multa 24.000 euros por tráfico de drogas por una corte siciliana.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario