Sin categorizar

OPINIÓN. Diga 33: Pensamientos en búsqueda y captura (XX). Por José Alberto Díaz-Estébanez León

1.- No me aburras con tus excusas, convénceme con tus razones. No me cabrees con tus insultos, ilusióname con tus proyectos.

2.- Las grandes crisis económicas, políticas y sociales son el caldo de cultivo donde florecen los oportunistas, los totalitarios, los demagogos, los salvapatrias. La tragedia de los pueblos es darse cuenta demasiado tarde de que -a veces por indolencia para evitarlo, otras por imprudencia para encumbrarlos- ellos mismos hicieron posible su ascenso y pagarán amargamente su error.

3.- Dicen que ningún camello es capaz de ver su propia joroba… y cada vez estoy más convencido no sólo de que vivimos en un mundo de “petudos”, sino que nos encanta burlarnos de la joroba de los demás.

4.- El día que aceptes que no siempre tienes razón, habrás empezado a tenerla.

5.- Hay días que a uno le cuesta de verdad encontrar una ventana al optimismo… ¡pero te aseguro que haré lo posible por no quedarme a oscuras!

6.- Y puestos a hacer política ficción…. ¿Se imaginan una novela fantástica de Tom Clancy, John Grisham o Dan Brawn fabulando sobre una macro conspiración de los grandes poderes económicos mundiales, dispuestos a tomar ya directamente el mando de Gobiernos y Estados, sin intermediarios ni políticos que tuviesen que atravesar el oneroso filtro de unas elecciones democráticas, jugando con el riesgo de la asfixia económica hasta el borde del estallido social? En ese argumento fantasioso, Italia y Grecia serían las primeras “conquistas”… ¿y después?

7.- Si gastas más tiempo en descalificar las propuestas de los demás que en explicar las tuyas no eres digno de confianza ni de crédito.

8.- Otra propuesta para modernizar el refranero popular: Dime quién te defiende y te diré qué pretendes.

9.- Si lo haces por convicción, lo acepto y lo respeto. Pero no lo hagas por miedo, por frustración, por revancha, por borreguismo. Hazlo por ti.

10.- La cabeza, el corazón, los sentidos… no siempre caminan al mismo tiempo, ni siquiera en la misma dirección.

11.- Quien se viste con plumas ajenas, tarde o temprano acaba desplumado.

12.- No toda autocrítica es sincera. A veces esconde la mezquina intención de vestirse de luto, pero que otro sea el muerto.

13.- Estoy harto de tus “no me entienden”, a ver si alguna vez te escucho un “no me explico”.

14.- Huye de quien pretende dar continuamente y en exclusiva lecciones y patentes de democracia y de tolerancia (es semilla de absolutismo).

15.- Si no encuentras la solución, inventa una peli de buenos y malos. No arreglarás nada… pero al menos tendrás a quién echarle la culpa.

16.- Hoy tienes una nueva posibilidad de hacer lo que quieres, de hacer lo que debes y de hacer lo que puedes. ¿Te imaginas la maravilla de conseguir que sean una misma cosa?

17.- A veces, reservar una pequeña porción de tiempo para ti mismo te permite aprovechar mejor el que dedicas a los demás.

18.- Creer en ti mismo no es soberbia, es confianza. Menospreciar a los demás es lo que marca la diferencia.

19.- Si digo lo que pienso, soy sincero. Pero si digo todo lo que pienso, soy un loco. Si hago lo que digo, soy coherente. Pero si digo todo lo que hago… entonces, soy imbécil.

20.- El pesimista no ayuda, pero al menos no estorba. Al obstruccionista no le importa quedarse en el pozo, con tal de que tú no salgas de él.

21.- El día que te canses de dar explicaciones, no podrás quejarte de que no te entienden. Sigue… ¡aunque creas que predicas en el desierto!

22.- El tiempo corre a favor de la verdad. A veces de forma lenta, desesperante, injusta o inútil… pero no deja de ser verdad.

23.- No sobreestimes mi poder. No subestimes mi capacidad. En ambos casos cometerías un error tú, y también me perjudicarías a mí.

24.- Si reaccionas exactamente como tu enemigo quiere que reacciones… ¡ya has perdido la batalla!

25.- Un cumulo de sospechas no conduce a la certeza. A menos que hayas decidido de antemano el sentido de tu juicio: a eso se le llama prejuicio.

26.- Cuando oigo a alguien, muy orgulloso y seguro de sí mismo, diciendo “¡Yo no me arrepiento de nada de lo que he hecho!”, no puedo evitar pensar: ¡O eres absolutamente perfecto -y permíteme que lo dude- o eres absolutamente idiota!

27.- Todos sentimos inclinación por la belleza, por el éxito, por el poder. Y eso no es malo, sino natural y humano. Pero el día en que valoremos más la inteligencia que la belleza, la bondad que el éxito, la integridad que el poder, habremos dado un paso definitivo no sólo para mejorar nosotros mismos, sino sobre todo el mundo en el que vivimos.

28.- En esta vida, llevas los pies atados a los pedales. Sigue pedaleando, porque si te paras quizá te mantengas un tiempo por inercia, pero acabarás cayendo.

29.- Siempre hay quien prefiere chapotear una y otra vez en el fango del pasado, porque no sabe, no quiere o no puede atreverse a lanzarse en las aguas frías e impredecibles, pero limpias, del futuro.

30.- Resulta desalentadora la sensación de que por mucho nadar, la orilla parece estar siempre a la misma distancia. Pero si eso te lleva a dejar de dar brazadas que en algún momento te parecen inútiles, acabarás irremisiblemente arrastrado por la corriente y engullido por la inmensidad del océano.

31.- El problema no está en los que no saben o no entienden, ellos siempre pueden aprender. El problema está en los que no quieren entender, porque no quieren aprender: prefieren vivir -y lo que es más triste, extender- su feliz, cómoda y culpable ignorancia.

32.- Que triste es comprobar cómo el ruido de los mediocres ahoga la voz de la coherencia.

33.- Quien es incapaz de reconocer un buen gesto de su adversario sólo demuestra su propia miopía y su verdadera intención.

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario