POLÍTICA

CRÓNICA /CANDELARIA. La casa de Pepe Benavente. Por Carmen Ruano

Quiero compartirlo en redes

La casa de Pepe Benavente no es otra que el Cine Viejo de Candelaria, ahora denominado Espacio Joven pero tomado por los mayores que asisten a los bailes que ameniza el cantante, que se prodiga tanto por la Villa que me temo que terminarán por denominarlo hijo adoptivo, o predilecto, que no estoy muy puesta en esto de los honores. Pero si a mí me falla el protocolo, al alcalde de Candelaria le falla la memoria, de tal manera que ayer no pudo responder a ninguna de las preguntas que le formuló la oposición. Las concejalas María Medina y Carina pusieron a José Gumersindo García contra las cuerdas y éste optó por escurrir el bulto y huir entre las cuerdas sin dar explicaciones, que para eso es el alcalde.

Esto de dar la callada por respuesta parece ser la tónica habitual en los plenos municipales, a la vista de las quejas de Coalición Canaria y el Partido Popular de que no reciben la información que piden. La nacionalista María Medina, que habla del Cine Viejo/Espacio Joven/Verbena de Pepe Benavente como una “bomba de relojería”, no halló respuesta a sus preguntas sobre el proyecto de seguridad, salubridad e higiene donde los mayores del municipio menean los huesos en fines de semana alternos.

Pero si es un misterio la querencia de los socialistas por Pepe Benavente, aún lo es más de dónde han salido los 600.000 euros que el ayuntamiento ha invertido en las obras y a dónde va a parar el dinero recaudado en las taquillas y el bar. Porque los bailes no son gratis y además, provocan sed.

Carina Dainotto, fiel al ‘estilo popular’, no se anduvo por las ramas y le preguntó a José Gumersindo García cuándo iba a convocar la rueda de prensa para anunciar su dimisión. Y la cosa no era para menos porque allí se presentó con un fleje de decretos, firmados por el alcalde, que constatan que el municipio ha perdido 500.000 euros –unos cien millones de las antiguas pesetas, para que se hagan una idea- por subvenciones que tienen que devolver nada más y nada menos que en dos áreas especialmente sensibles: empleo y servicios sociales.

Aguardaba yo en el pleno un desmentido rotundo del alcalde de Candelaria ante la gravedad de las acusaciones –y antes de leerme los decretos- y aún sigo aguardando. Porque ni José Gumersindo García, ni el concejal de Hacienda, ni la de Asuntos Sociales –a la que por cierto, le han subido el sueldo no hace mucho-, dijeron esta boca es mía. Bueno, el alcalde sí dijo. Dijo que “desconozco de lo que me habla” y añadió para rematar “no sé las razones pero seguro que está justificado”.

Si él lo dice…

cruanovillalba@gmail.com

2 Comentarios

Clic aquí para publicar un comentario

  • Bueno esa actitud no deberia sorprendernos, es lo que lleva haciendo desde hace 10 años Jose Sin, pero bueno lo hace de una forma muy buena ya que aún sigue en la poltrona. En este país no hay justicia solo meten presos a aquellos que roban una gallina para comer pero luego a estos que tiran el dinero de los contribuyentes nos le hacen nada.

  • Siempre con lo mismo. El Sr. Alcalde nunca tiene respuesta para nada y si lo hace siempre queda como el bueno de la pelicula. Como asiduo a los plenos, veo una y otra vez que nunca hay argumentos. De todas formas estoy con Dª. Carina. ¿cuando va a dimitir Sr. Alcalde por las buenas? o va a dimitir por las malas? Un, dos, tres, responda si puede.

Publicidad

Consejería Bienestar Social

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Publicidad

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad