Cine Cultura SOCIEDAD

CINE. Estrenos del 27 de Enero

Manuel E. Díaz Noda.-

El anuncio de las nominaciones a los premios Oscar el pasado martes ha marcado la actualidad cinematográfica de la semana, llegando incluso a contagiar en diferentes sentidos a los estrenos que llegan este fin de semana. Tenemos antiguos premiados en horas bajas, nominados de esta edición y aspirantes que se han quedado de vacío.

BAJO AMENAZA

Director: Joel Schumacher

Guión: Karl Gajdusek

Reparto: Nicolas Cage, Nicole Kidman, Cam Gigandet, Jordana Spiro, Ben Mendelsohn, Dash Mihok, Liana Liberato, Nico Tortorella, Zurab Matcharashvili, Gracie Whitton, Brandon Belknap, Terry Milam

“Bajo Amenaza” reúne como principales protagonistas a Nicole Kidman (Oscar por “Las Horas”) y Nicholas Cage (Oscar por “Leaving Las Vegas”), dos actores que tiempo atrás representaron lo más alto del escalafón hollywoodiense, pero que en la actualidad parecen haber perdido su tirón artístico, refugiados en película como la que aquí nos ocupa, un thriller claustrofóbico que en Estados Unidos pasó directamente a ser distribuido en formato doméstico. Dirige John Schumacher (“St. Elmo, Punto de Encuentro”, “Batman y Robin”, “Última Llamada”), otro cineasta que ha alternado momentos de auge y caídas y cuya carrera actual no está pasando tampoco por su mejor momento.

El feliz matrimonio formado por Sarah (Nicole Kidman) y Kyle Miller (Nicolas Cage) parece tenerlo todo: un elegante y apartado hogar con todas las comodidades imaginables, y una adorable aunque rebelde hija adolescente, Avery. Kyle es un tratante de diamantes de gran éxito y Sarah es arquitecta. Ella misma ha diseñado su extenso y moderno hogar de cristal, piedra y acero, rodeado de densa vegetación. Pero sus tranquilas vidas se verán amenazadas cuando una banda de intrusos irrumpe violentamente en la casa. A partir de ese momento, Kyle se verá obligado a hacer uso de toda su pericia en un intento por salvar las vidas y los sueños de su familia.

ALBERT NOBBS

Director: Rodrigo García

Guión: Glenn Close, John Banville

Reparto: Glenn Close, Jonathan Rhys Meyers, Mia Wasikowska, Aaron Johnson, Brendan Gleeson, Mark Williams, Maria Doyle Kennedy, Janet McTeer, Pauline Collins, Brenda Fricker, Bronagh Gallagher, Antonia Campbell-Hughes, Annie Starke, Emerald Fennell, Phoebe Waller-Bridge

Glenn Close se presenta como principal impulsora y aval de “Albert Nobbs”, adaptación del relato de George Moore “The Singular Life of Albert Nobbs”. No sólo se ha encargado de interpretar al personaje principal, sino que además se ha escrito el guión (junto con John Banville) y ha ejercido de productora de la cinta. El esfuerzo se ha visto recompensado. La crítica ha aclamado su papel como esta mujer que pasa 30 años haciéndose pasar por hombre en al Irlanda del finales del siglo XIX y la Academia de Hollywood le ha otorgado su sexta nominación a los Oscars. Su aliado en este proceso ha sido Rodrigo García, hijo de Gabriel García Márquez y cineasta especializado en personajes femeninos complejos (“Cosas que Diría con Solo Mirarla”, “Nueve Vidas”, “Madres e Hijas”). Coprotagonizan la cinta Jonathan Rhys Meyers (“Los Tudor”), Mia Wasikowska (“Jane Eyre”) y Janet McTeer (quien ha obtenido su segunda nominación a los Oscars gracias a este papel, la primera tuvo lugar en 1999 con la cinta “Tumbleweeds”).

Historia de una mujer (Glenn Close) atrapada en un triángulo amoroso inusual. Disfrazada como hombre para poder trabajar y sobrevivir en la Irlanda del siglo XIX, unos 30 años después de adoptar el vestuario de un hombre, se encuentra perdida en una prisión propia.

UNDERWORLD

Director: Mans Marlind, Bjorn Stein

Guión: John Hlavin, J. Michael Straczynski

Reparto: Kate Beckinsale, Stephen Rea, Michael Ealy, Theo James, India Eisley, Sandrine Holt, Charles Dance, Adam Greydon Reid, Kris Holden-Ried, Catlin Adams, Jacob Blair, Robert Lawrenson, Lee Majdoub, John Innes, Tyler McClendon, Panou, Ian Rozylo, Benita Ha, Christian Tessier, Kurt Max Runte, Mark Gibbon, Richard Cetrone, Dan Payne

“Underworld. El Despertar” presenta la cuarta entrega de esta franquicia que ha enfrentado a vampiros y hombres lobo. Tras el impasse que supuso “Underworld. La Rebelión de los Licántropos”, que situó la acción en la Edad Media para contar los prolegómenos de esta historia milenaria, la historia regresa a su protagonista inicial, Selene, la vampira cazadora interpretada por Kate Beckinsale. Quien no regresa es Len Wiseman, marido de la estrella y director de las dos primeras entregas, quien actualmente se encuentra dirigiendo un remake de “Desafío Total”. Como incorporación a la serie tenemos al actor irlandés Stephen Rea (“Juego de Lágrimas”, “V de Vendetta”) y de entre el equipo de guionistas podemos destacar la presencia de J. Michael Straczynski (autor de “Babylon 5” y prestigioso guionista de comics).

La legendaria guerrera vampira Selene (Kate Beckinsale) se enfrenta a su mayor y más poderoso adversario, al tiempo que descubre un perturbador secreto que cambiará todo por lo que siempre luchó. Quince años han pasado desde que Selene y su amante Michael, híbrido entre humano y licántropo, derrotaran al Vampiro Mayor Marcus en “Underworld Evolution”. En esos años la humanidad ha descubierto la existencia tanto del clan de los vampiros como del de los licántropos y se ha lanzado a una lucha encarnizada para erradicar ambas especies. Selene, capturada durante el genocidio, se despierta después de más de una década y se da cuenta de que se encuentra cautiva en un laboratorio herméticamente cerrado en Antigen, una poderosa corporación biotecnológica que se dedica a desarrollar la vacuna en contra de los virus que han creado a vampiros y licántropos.

J EDGAR

Director: Clint Eastwood

Guión: Dustin Lance Black

Reparto: Leonardo DiCaprio, Naomi Watts, Josh Lucas, Armie Hammer, Judi Dench, Ed Westwick, Damon Herriman, Dylan Burns, Lea Thompson, Dermot Mulroney, Stephen Root

A estas Alturas del partido cantar las alabanzas de Clint Eastwood como director resulta redundante e innecesario. En “J. Edgar” el veterano cineasta se enfrenta a una de las figuras icónicas y ambiguas de la historia reciente de Estados Unidos, J. Edgar Hoover, primer director del FBI y un hombre que empleó su posición privilegiada para influir en el devenir político y social de su país. Escribe el libreto Dustin Lance Black, oscarizado guionista de “Mi Nombre es Harvey Milk” y protagoniza la cinta Leonardo DiCaprio. Con este plantel, se esperaba que “J. Edgar” tuviera una fuerte presencia en los Oscars, pero la Academia ha preferido dejar de vacío en esta ocasión a la cinta de Eastwood, siendo una de las grandes olvidadas de las nominaciones, especialmente en el apartado interpretativo, donde se esperaba que DiCaprio pudiera optar a su cuarta candidatura (previamente fue nominado por “¿A Quién Ama Gilbert Grape?” en 1994, “El Aviador” en 2005 y “Diamante de Sangre” en 2007).

Durante su vida, J. Edgar Hoover (Leonardo DiCaprio) llegaría a convertirse en el hombre más poderoso de América. Como director de la Oficina Federal de Investigación (FBI), durante casi 50 años, hizo cualquier cosa para proteger a su país. Ejerció su cargo durante tres guerras y los mandatos de ocho presidentes. Hoover libró sus batallas contra amenazas, a veces reales y a veces solo percibidas y a menudo forzó las reglas con tal de velar por la seguridad de sus conciudadanos. Sus métodos fueron a menudo despiadados y en ocasiones heroicos, pero la anhelada recompensa de la admiración siempre le fue esquiva. Hoover era un hombre que valoraba los secretos -especialmente los de los demás- y no tenía reparos a la hora de utilizar esa información para ejercer su poder sobre líderes políticos y personalidades de la nación. Era consciente de que la información es poder y el miedo facilita la oportunidad; utilizó ambos y adquirió una influencia sin precedentes, forjándose una reputación tan tremenda como intocable. Era tan cauteloso en su vida privada como lo era en su vida pública, permitiendo a su alrededor tan solo un pequeño circulo de confianza. Clyde Tolson (Armie Hammer), su colega más cercano, fue también su compañero inseparable. Helen Gandy (Naomi Watts), su secretaria, quien posiblemente fue la gran conocedora de sus propósitos; leal hasta el final… e incluso después. Sólo su madre (Judi Dench), quién fue siempre su inspiración y su conciencia, le abandonaría. Su fallecimiento fue un auténtico mazazo para el hijo que siempre buscó su amor y su aprobación.

Visítanos en adivinaquienvienealcine.com

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario