Agroeconomía

TENERIFE. La Fundación Tenerife Rural gestionará la Casa del Vino

Elblogoferoz.- La Fundación Tenerife Rural, patrocinada por el Cabildo, se hará cargo de la gestión de la Casa del Vino, con el objetivo de potenciar su integración en el sector agrario. Esta decisión fue adoptada por el Pleno del Cabildo celebrado el pasado día 30, a propuesta del consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Joaquín Bethencourt, quien destaca que esta adscripción redundará en una mayor eficacia y competitividad de la actividad vitivinícola.

El consejero insular recuerda que Tenerife Rural es una institución pública en la que se da participación a las empresas más señeras del sector productivo de la isla, por lo que es un verdadero ejemplo de colaboración público-privada. En este sentido, Bethencourt destaca la importancia de incorporar en esta Fundación a la Casa del Vino, que “es un elemento integrador del sector en Tenerife que contribuye, además, a impulsar y fortalecer la ruta del vino en la Isla”. Servirá también para reforzar la oferta de Tenerife como destino turístico, pues –según señaló el consejero- la Casa del Vino “se ha convertido en punto de referencia y visita obligada para turistas y residentes interesados en conocer de cerca el mundo del vino unido a nuestra tradición vitivinícola”.

 

El objetivo es reforzar la integración del sector agrario y lograr una mayor eficacia y competitividad de la actividad vitivinícola

 

Otro de los aspectos relevantes que justifican esta decisión se basa en que entre los fines de Tenerife Rural se encuentra el fomento de la conservación y valorización del patrimonio etnológico cultural y natural del medio rural. La Fundación potencia además la incorporación de establecimientos a la Red de Calidad como centros visitables. Estos centros están abiertos, en primer lugar, a todos los ciudadanos de la Isla que cada vez muestran una mayor sensibilidad a los valores del mundo rural y demandan espacios cualificados de ocio y cultura ligados a sus raíces. La red pretende servir de complemento a la oferta tradicional de ocio y turismo rural.

José Joaquín Bethencourt recuerda que, desde la creación en 1998 de la Casa del Vino, el Cabildo tuvo claro que el principal objetivo era apostar por la calidad. “Tenerife necesita cuidar su imagen con una estrategia de desarrollo basada en la calidad y tomando como elementos de trabajo los medios de los que dispone la Isla, cuidando el medio natural”, explica el consejero insular de Agricultura. El vino ha sido el primer motor económico de Tenerife con sus exportaciones de vinos de hasta 5 millones de litros hace 300 años.

Historia de la Casa. La Casona donde se ubica la Casa del Vino La Baranda se denominaba antiguamente Hacienda de San Simón o de la Baranda y se encuentra situada en el término municipal de El Sauzal. La Hacienda posee una superficie construida de 2.251 m2 y 5.850 m2 de jardines, sobre un total de 13.000 m2 de parcela.

La Casa es una digna representante de las haciendas históricas rústicas que, ubicadas en las Medianas del Norte de Tenerife, se han conservado en el tiempo, y que cada dos kilómetros aproximadamente fueron construidas por sus propietarios como primera o segunda residencia (de verano) con el objeto de centralizar la actividad agraria que abarcaba su territorio desde el mar a la cumbre, con todo tipo de productos representativos de cada zona (costa, medianía y zona alta). Así, conocemos  la casona de San José, también ubicada en El Sauzal lindando con el término municipal de La Matanza, y la de San Diego en dicho municipio.

La Casa gira en torno a un patio central donde se realizaban las actividades propias (que según algunos historiadores debió acoger algunos árboles de alto porte), dicho patio separa las edificaciones principales de la Casa de las de uso agrícola. El estilo de la Casa responde a las características propias de la edificación canaria de la época, recogiendo por tanto, aspectos constructivos y detalles de maestros artesanos de origen portugués, castellano y extremeño.

La Casa de la Baranda fue adquirida por el Ayuntamiento de El Sauzal en 1989 y cedida al Cabildo Insular de Tenerife en 1992, con el objeto de que se instalase en ella la Casa de la Vid y del Vino de Tenerife.

 

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario