Sin categorizar

¡Por la Jerola! El despertar de la palabra. Por Valerio Felipe

Hoy tengo la necesidad de volcar palabras sobre el papel. De dibujar caracteres que cobren significado. Juntarlos conformando frases que se conviertan en algo inteligible; algo que yo mismo pueda entender, razonar y comprender.

Comienzo en el margen izquierdo derramando la tinta del bolígrafo – !si, del bolígrafo! – hasta el margen derecho; y así en una sucesión de ocasiones sinuosas completo todo el espacio.

No estoy seguro de si las palabras se convierten en imágenes o de si las imágenes, por el contrario, se convierten en palabras. Pero tras la experiencia vivida, estoy en condiciones de afirmar que tras la escritura cobra vida algo que antes no existía. A partir de ese momento, tengo la percepción de haber liberado algo que antes se resistía a vivir entre las paredes de mi cerebro.

Cuando escribes, sin quererlo, asistes al acta de nacimiento de cada palabra. Es un parto que no siempre fluye con naturalidad. Tampoco es espontáneo; consiste en tener los sentidos bien despiertos, en dedicar un tiempo a observar y a fijarse en los detalles que a otros se les pasan desapercibidos. Posiblemente responda a la necesidad de mestizaje y fusión que tenemos los seres humanos. También al trabajo decidido y al esfuerzo cotidiano.

La escritura da respuesta a miles de lecturas previas, a miles de momentos que antes que tú, proporcionaron otros. Por ello no renuncio a la permanente compañía de los libros en el transcurso de mi vida.

Leer es compartir las sensaciones, los pensamientos y las emociones que otros concibieron para que tu pudieras disfrutarlas. Leer es mantenerte hambriento, insaciable, ávido de nuevo alimento intelectual con el que puedas construir de forma más estructurada la arquitectura y la tramoya del intelecto.  En ocasiones la literatura colisiona, en otras confluye y lo importante es percibir como va marcando un sendero de sabidurías por el que un día, tú también podrás transitar.

Desde aquí te invito a que seas intransigente, a que no esperes más,  permitiendo que otros sigan alimentándote de basura fétida, que penetra en tu piel robando tus capacidades, convirtiéndote en alguien básico, insulso, pasivo. La información enlatada que nos llega dentro de casa a través de distintos electrodomésticos hay que cuestionarla, seccionarla, analizarla y limitarla. Y si no te gusta, tírala.

Ahora ya saben dónde encontrarme: navegando en los libros.

 

9 Comentarios

Clic aquí para publicar un comentario

  • Me gustaría que junto a la palabra despertaran las conciencias dormidas de los seres humanos que todavía andan durmiendo y no se están enterando de lo que nos hacen.
    Saludos para Valerio por regalarnos estos temas para que los demás podamos pensar y despertar.

  • Sonia

    Es la primera vez que hago un comentario aquí. Y antes de nada gracias Valerio por este artículo que nos hace reflexionar después de estas fiestas dónde lo menos que se regala son libros.

    Y debemos acercarnos mucho más a ellos porque nos aportan muchísimo y nos hacen viajar sin movernos. Gracias.

  • * «El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.» – * «Subete a los libros para ver la vida». * » Los libros son el lugar donde guardar nuestros sueños para que no se mueran de frio.» Por supuesto que la información enlatada, según de donde venga , la limitamos, seccionamos y tiramos por el desagüe de nuestro cerebro. Me ha gustado navegar por este artículo donde se me ha hecho corta la travesía, mi barquito de papel quiere seguir surcando las aguas que cada escritor quiera compartir . GRACIAS

  • Gracias Valerio. Parece posible reconciliar lo hermoso, reflexivo y personal con lo enérgico y beligerante, tal y como demuestas en tu llamada a la militancia. Yo que nunca estuve en las barricadas agradezco el espiritu de compromiso que nos incitas a tomar. Porque yo, como todos, estoy cansado de las verdades a medias, de las sopas tibias y de la falta de vigor de los intelectuales de este país. Y no hablo de violencia, sino de consistencia, y no digo atacar sino denunciar. Y me confiezo cobarde pero resuelto a denunciar todo intento de manipulacion. Gracias, por iluminar con lo mejor de ti este espacio de convivencia.

  • Señor usted sabe que me siento totalmente identificado, mi pasividad se esta agotando y como no las verdades a media, o mejor dicho las grandes mentiras.

    Felicidades

    Victor Melian

  • Leer es compartir las sensaciones, los pensamientos y las emociones que otros concibieron para que tú pudieras disfrutarlas. Leer es mantenerte hambriento, insaciable, ávido de nuevo alimento intelectual con el que puedas construir de forma más estructurada la arquitectura y la tramoya del intelecto.BIEN POR TU AMIGO VALERIO.
    OPINION DE ALGUIEN ENTENDIDO EN FACEBOOK.

  • Una palabra nunca expresa exactamente una sensación o un sentimiento,D

  • UNA PALABRA NUNCA EXPRESA UNA SENSACION O UN SENTIMIENTO CON EXACTITUD,LA UNION DE VARIAS PALABRAS,ES COMO UN EPISODIO DE LA VIDA,ALGO DIFICIL DE EXPRESAR EXACTAMENTE,Y NADIE LO VERÁ EXACTAMENTE IGUAL QUE QUIEN LO HA PENSADO,POR ESO CUANDO LEEMOS,RECIBIMOS SENSACIONES Y VIVENCIAS QUE HAN SIDO PARIDAS POR UNA MENTE, QUE NOS DAN LA POSIBILIDAD DE AMPLIAR ESAS SENSACIONES EN NUESTRA MENTE,CON LO CUAL NOS ENRIQUECEMOS Y AMPLIAMOS MUTUAMENTE,TANTO EL QUE ESCRIBE QUE VA VIENDO LOS DIFERENTE CAMINOS QUE TOMA UNA IDEA,Y POR OTRO LADO LOS QUE LEEMOS Y DESARROLAMOS EN NUESTRO INTERIOR LO EXPRESADO POR EL AUTOR,.ESA ESENCIA ES LA QUE HACE QUE LA LECTURA NOS HAGA DESRROLLAR NUESTRO INTERIOR, Y ES ALGO QUE NADIE PUEDE CAMBIAR…TU FORMA DE INTERPRETAR LO LEIDO.Y DE SACAR TUS PROPIAS CONCLUSIONES.
    eS DECIR LAS LETRAS O LA PALABRA,HACE QUE NUESTRAS MENTES CONECTEN CON NOSOTROS MISMOS Y CON EL AUTOR,
    GRACIAS POR ENRIQUECERNOS CON TUS PALABRAS,ES DECIR CON TU PRIVILEGIADA MENTE..
    UN FUERTE ABRAZO, HOMBRE LUCIDO.

  • Conoci a esta persona hace tiempo y hacia mucho que no lo leia. Peri tengo que decir que cada vez lo hace mas bien. Es un tipo serio pero enrollado. Seguire su consejo de leer que nunca lo hago. Vale tio siempre peleando por el bienestar comun. Chachi colega.