Sin categorizar

SIN COMPLEJOS. Así es: subir los impuestos. Por Ángel Llanos

Hace unas semanas, en estas mismas páginas, planteé que para salir de la crisis las administraciones públicas estaban obligadas a adoptar (entre otras) dos medidas impopulares: subir los impuestos y, de forma concomitante, reducir el gasto en funcionarios y personal laboral, y no sólo en cargos directivos y trabajadores eventuales. Algun@s polític@s, creyendo que se trataba de una colusión, descalificaron la propuesta porque, casualmente, esos días se encontraban criticando la ligera subida impositiva que algunos entes locales están aplicando. Hoy, tras el respaldo recibido el viernes 30 de dicieimbre por el Consejo de Ministros a estas tesis, conviene detallar la etiología del análisis.

Rajoy advirtió desde la oposición que la economía española estaba en una situación insostenible; argumento que, con lógicos matices, Zapatero no refutó. El esfuerzo que se planteaba era de 16.000 millones de euros, procediendo 9.000 de ellos de la reducción del gasto; pero al mismo tiempo era de justicia subir las pensiones, congeladas en 2011 (finalmente, el incremento ha sido del 1%).

El lineamento final no se conoce, pues el ministro Montoro ha advertido que las medidas se aplicarán paulatinamente durante este primer trimestre. Pero no estamos ante una situación inextricable: es probable que tras la bajada de impuestos (y tal y como indiqué hace tres semanas), venga como corolario una reducción del gasto de personal mayor de lo esperada. ¿Por qué? Pues porque el déficit se ha disparado hasta el 8% (ó más) frente al 6% anunciado, y el objetivo del 2012 es del 4’4%, lo que eleva el recorte hasta los 38.000 millones de euros. La reducción de la nómina funcionarial es imprescindible y, si es posible, se hará fijando como se ha hecho la tasa “0” de reposición de jubilaciones (excepto servicios esenciales). Pero si aún así los gastos en los trabajadores públicos no bajan del 35-40% de los presupuestos institucionales, tan sólo quedará la opción que todo el mundo sabe, pero que la razonable templanza ha impedido hasta ahora poner sobre la mesa.

Mientras tanto, ¿qué harán las administraciones locales y autonómicas? Todas han procedido a aplicar ajustes, pero muy pocas lo han realizado suficientemente. Porque, así es, había que subir los impuestos. Y, así será, habrá que reducir el gasto de personal.

Ángel Llanos. Ex portavoz del PP en el Cabildo de Tenerife y en el Ayuntamiento de Santa Cruz

 

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario