Sin categorizar

A vueltas con el plátano ecológico. Por Juan Nuez

Acaban de ser publicadas por Aduanas las cifras del comercio exterior en octubre. Ese mes se remitieron 26.800 toneladas de plátano de Canarias al mercado peninsular, un mercado al que también llegaron 17.700 toneladas de banana. La fruta reexportada ascendió a unas 3.500 toneladas, con lo que la oferta disponible aparente se elevó hasta las 41.000. Como se remitieron 4.000 toneladas menos de plátano de Canarias que en septiembre, el hueco dejado en el mercado fue ocupado por las importaciones, que se incrementaron en 3.500 toneladas. Con esas cifras, la cuota de mercado de la banana volvió a situarse oscilando entre el 35% y el 43% -dependiendo de si las reexportaciones fueron de plátano de Canarias o de banana-, un nivel similar al promedio de lo que llevamos de ejercicio.

En cuanto a los precios en Península en octubre, de Mercabarna salieron 3.500 toneladas de plátano de Canarias a 1,13 euros el kilo, mientras que de banana fueron 3.100 a 0,76. En esa misma fecha, según el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España, los consumidores pagaban 1,82 euros por cada kilo de plátanos y 1,28 por los de bananas. Sólo como referencia, en París el precio de salida del mercado mayorista de Rungis era de 0,85 euros por kilo para la banana de cultivo convencional, independientemente del origen, mientras que la ecológica cotizaba a 1,30. Por otra parte, los consumidores franceses pagaban la primera en torno a 1,35 euros por kilo y por la procedente de cultivo ecológico algo más de 1,90.

Como puede observarse, el plátano canario se está vendiendo en Península prácticamente al mismo precio que el ecológico en Francia y manteniendo con la banana convencional una diferencia similar. Mientras al otro lado de los Pirineos los consumidores pagan 55 céntimos de más por una fruta cultivada de modo diferente, aquí se hace por una normalmente de peor apariencia pero que se vende como de mejor sabor y más natural. ¿Durante cuánto tiempo se podrá continuar manteniendo esa situación en el mercado español?

Si el plátano canario fuera ecológico, podríamos justificar los 50 céntimos que actualmente tiene de sobreprecio. La cuestión de la fertilización con compost está bastante avanzada, como mostraron Javier López-Cepero –Técnico de COPLACA- y Marisol Piñero –Técnica de la Granja Los Palomos- en las ponencias presentadas en las jornadas “Ganadería y Agricultura Ecológica, un binomio de futuro” celebradas en Puntallana hace unos días. En cuanto al manejo de plagas, en la reunión interna de COPLACA celebrada a finales de noviembre en Buenavista se mostraron los pasos dados en el control sostenible y el estado de la cuestión. Aunque aún hace falta mejorar en algunos aspectos, para lo que se requiere más inversión en investigación, creo que es un camino que debería recorrerse cuanto antes si quiere garantizarse la comercialización remuneradora de la mayor cantidad posible de plátano de Canarias.

Juan Nuez

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario