Sin categorizar

CORTO… Y CAMBIO. Despropósitos antes del fin del mundo. Por Carmen Ruano

No sé si creerme la predicción de los mayas, según la cual el 21 de diciembre de este año nos vamos a ir todos para el carajo si antes los mercados, las agencias de calificación y la deuda no nos arruinan definitivamente, que viene a ser como otro cataclismo pero más doloroso porque sobreviviremos a él. En cualquier caso, el futuro está tan negro que he decidido hacer despropósitos para cumplir lo que dure el 2012.

Para empezar, no pienso dejar de fumar. Para llevarle la contraria a la ley, a Sanidad y a mi madre. Y para dejar de hacer el ridículo después de siete años proponiéndome, en vano, abandonar el vicio del tabaco.

Me niego rotundamente a aprender inglés. Ni en una academia, ni on line. Ni con dvd. Después de hacer turismo en la Gran Bretaña he descubierto que si saber pedir one cup of tea, preguntar how much y soltarle al taxi i wan to go a la quinta puñeta, una se defiende sin grandes sobresaltos por la City.

Por supuesto, no emprenderé ninguna dieta para bajar de peso: ni la de la alcachofa, ni la del astronauta, ni la de las proteínas, ni la de la sopa quema-grasa, ni la de cerrar la boca, ni la esotérica de la alimentación por colores. Me encanta comer y, para lo que queda de año no pienso refrenar mis impulsos. Al fin y al cabo, una resucita –de ser cierto, que no lo tengo claro- independientemente del peso corporal.

Existe una cosa que sí pretendo hacer, y si bien no está exenta de riesgo, no me será muy complicado lograr mi objetivo: acudir a un baile amenizado por Pepe Benavente, que se prodiga mucho por las verbenas de mi pueblo. Es la mejor actividad que se me ocurre para afrontar con serenidad el 21 de diciembre, cuando se produzca el cataclismo de verdad. Mientras el personal ande despavorido, grite y se desespere por los acontecimientos funestos del fin del mundo, yo podré estar tranquila y asegurar a los que me rodeen: ¡esto no es nada. Si supieran lo que yo he visto! ¡Y oído! ¡Válgame Dios!

cruanovillalba@gmail.com

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario