Sin categorizar

Pasen y vean: Comienza el segundo juicio mediático. Por Javier Zerolo

Después de que la fiscala no lograra éxito en las acusaciones de soborno, el pronunciamiento de la jueza instructora, miles de euros dilapidados en gastos para investigar aquí y allá, encima y debajo, a un lado y a otro… llega el segundo juicio sin tribunal. Ya se produjo el primero durante los últimos años, cientos de artículos y comentarios cargados de filtraciones interesadas, especialmente en La Provincia (heredados por La Opinión), en algunos periódicos digitales y en la única salida mediática de estalinistas y obsesionados dirigentes de la izquierda más rematadamente loca de la isla, la radio que debería promover cultura y juega a hacer política. No salgo de mi asombro al ver como algunos medios que consideraba responsables se han tirado a la yugular de desimputados.

Pasen y vean el segundo juicio mediático. Ya hay titulares a toda columna en los digitales. Levantado el secreto del sumario, andan corrieron para leer miles de folios, deprisa y sin analizar de forma ecuánime la información, obviando reflejar la defensa de los afectados y evitando su versión. Han abierto sus hojas de internet y micrófonos para gritar que da igual lo que diga la jueza instructora. Les importa un carajo que los policías puedan haberse precipitado en sus conclusiones durante la investigación, quizá obligados a ello por mandos superiores al servicio de la autoridad política. Ellos, guerrilla de salvapatrias, sólo ven ladrones, esa gente que roba sí o sí, aunque no se demuestre. Son los malos y ya está. Hay que machacarlos utilizando mentiras y verdades a medias para que parezca lo que no es, y seguir señalándolos desde la inmaculada torre de la acusación.

He sufrido en alguna ocasión las despiadadas críticas de Carlos Sosa en su confidencial. Falsas acusaciones que no se mantenían en pie ni dos segundos una vez escritas, de las que este impresentable dueño del odio más visceral ha dejado constancia en su junta letras digital. Conozco a algunos políticos, periodistas y empresarios acusados injustamente por este sujeto que debería dedicarse a ofrecer información veraz y a opinar, sin defender sus principios con intencionados engaños, chismes e infundios.

Dije muchas veces, personalmente a ellos, que soy uno de los mayores fanáticos que haya tenido nunca en Canarias la filosofía y el quehacer cultural del Centro de la Cultura Popular. Pero también he criticado que acabaran convirtiendo aquel ejemplar modelo de organización, no gubernamental y sin ánimo de lucro aunque sí multi-subvencionado, en una plataforma política para la defensa de postulados políticos legítimos, aunque creo que alejados del tiempo que nos ha tocado vivir. Ahí, en esa radio, es donde estos días vociferan falsos demócratas que no respetan decisiones de jueces, ni reconocen la equivocación de ciertas acusaciones, mezclando suposición y solo media realidad, con el único interés de hacer daño.

Es la hora del segundo juicio mediático en el cansino tema de Las Teresitas. “Canarias Ahora” y sus lameculos tinerfeños, los abogados mediáticos que disfrazan supuestas luchas ciudadanas para captar clientela que no tendrían si no ofrecieran titulares, indocumentados tertulianos, los Pérez y Cía, quieren sacar agua de un bacalao seco. En estos días hablarán y pondrán sobre la mesa argumentos que sólo provienen de meras conjeturas, declaraciones de un confidente (uno) y opiniones policiales. Sacarán de su contexto la información veraz, contrastada en los tiempos de compra de legítimas propiedades y procedencia de los fondos de operaciones mercantiles y bancarias legales. Donde aparezca un 1 añadirán tres ceros para alarmar. Contarán pesquisas e investigaciones a medias. Añadirán mentiras para hacer ver a quienes les leen y escuchan que todo forma parte del mismo momento y lugar.

No importa lo que diga la Justicia, ni cómo han demostrado los falsamente acusados que no ha habido cohecho. Ellos son querellantes, fiscales, testigos, jueces y los únicos poseedores de la Verdad Divina.

http://www.javierzerolo.com

 

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario