Sin categorizar

La fiscalía equilibra la balanza en los delitos informáticos. Por Jaime Rodríguez Díez

1.- INTRODUCCIÓN

A mediados del pasado mes de octubre hizo pública la Instrucción 2/2011, dictada por el Fiscal General del Estado, por la que se crea la figura del Fiscal de Sala de Criminalidad Informática. Su misión es la de coordinar la actuación de los fiscales provinciales y potenciar la unificación de criterios de actuación en toda las jurisdicciones territoriales del Ministerio Público. Todo ello en una clara respuesta a las nuevas formas de criminalidad que está eclosionado.

Doña Elvira Tejada de la Fuente, la fiscal designada para esta nueva Sala, organizará a los fiscales que despachen los asuntos relativos a delincuencia informática en las distintas fiscalías y de establecer relaciones con las unidades policiales especializadas en esta materia.

Con esta nueva sección se trata de equilibrar las ventajas que los ciberdelincuentes gozan con el advenimiento de la nueva sociedad del conocimiento. Caracterizada por la revolución en las relaciones económicas y  sociales, y por la implantación de las nuevas fórmulas comunicativas y publicitarias; lo que ha deparado que, en estos últimos años, hayan ido apareciendo nuevas formas de criminalidad en la comisión de delitos.

2.- MOTIVOS PARA SU CREACIÓN

La necesidad de una especialización del Ministerio Fiscal

Qué duda cabe que el Ministerio Fiscal, como órgano técnico, debe inspirarse en el criterio de la especialización del trabajo para el cumplimiento eficaz de sus funciones. Y fue la necesidad de instaurar este criterio lo que dio lugar a la reforma de su estatuto Orgánico (Ley 24/2007, de 9 de octubre). Se conseguía así que el Ministerio Público se adaptara a las exigencias de una sociedad cada vez más compleja.

De ahí que comenzaran a aparecer figuras como: (i) El Fiscal de Sala contra la Violencia sobre la Mujer; (ii) El Fiscal coordinador para los delitos relativos a la Ordenación del Territorio, la Protección del Patrimonio Histórico Artístico y del Medio Ambiente; (iii) Fiscalía Antidroga; (iv) Fiscalía Anticorrupción; (v) Fiscalía de Seguridad Vial, etc…

Pero la asignatura pendiente era dar respuesta a las conductas criminales contra sistemas informáticos, contra el honor, y contra la seguridad de los menores que se realizaban a través de la red. Y con la nueva instrucción así se hizo.

Las dificultades para el descubrimiento, persecución e identificación de las personas responsables de estos delitos pretenden quedar paliadas con la integración de la Fiscalía de Criminalidad Informática. Y en este orden, la integración de medios técnicos y fiscales con formación especializada matizarán la sensación de peligrosidad e impunidad que la sociedad percibe en la actualidad.

De este modo, se consolida el nuevo enfoque del Ministerio Fiscal al abordar sus funciones desde la distribución del trabajo por áreas de especialidad. Así los delitos informáticos serán perseguidos con más eficacia en un escenario que nada tiene que ver con el de hace 5 años.

Dar respuesta a la dinámica de la nueva sociedad del conocimiento

El nuevo modelo de convivencia, presidido por un ritmo vertiginoso y recurrente de cambios, genera formulas delictivas informáticas que dífilamente pueden ser abordadas con la tradicional organización horizontal del Ministerio Fiscal.  De ahí que reaccionara.

Y es que el desarrollo de las tecnologías de la información y la generalización de su uso determinaba una desprotección penal cada vez más numerosa. No en vano, numerosos ciudadanos se veían, y aún hoy se ven, incapaces de neutralizar las intenciones delictivas de quienes utilizan los avances de la ciencia para cometer delitos.

De ahí que el Ministerio Público se dote de los instrumentos precisos para detectar, individualizar y perseguir, con eficacia,  las conductas delictivas que se planifican y ejecutan aprovechando las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías de la sociedad de la información. Ese ha sido el enfoque principal con la creación de la Fiscalía de Criminalidad Informática: crear la capacidad de adaptación continua a la naturaleza cambiante de las nuevas sociedades.

Sólo así es como se atajará la complejidad en la dinámica comisiva y, en consecuencia, se facilitará una mayor eficiencia en la investigación del hecho e identificación de sus responsables.

3.- ÁMBITO COMPETENCIAL DE LA FISCALÍA DE CRIMINALIDAD INFORMÁTICA

 La instrucción 2/2011 establece un catálogo de delitos a los que se extiende el marco competencial del área de criminalidad informática, se dividen en tres grandes categorías:

1.- En primer lugar se encuentran los Delitos en los que el objeto de la actividad delictiva son los propios sistemas informáticos o las TIC, donde se incluye entre otros, el sabotaje informático y los delitos de acceso sin autorización a datos, programas o sistemas informáticos.

2.- La segunda categoría incluye Delitos en los que la actividad criminal se sirve para su ejecución de las ventajas que ofrecen las TICs. Estaríamos ante estafas donde a través de la informática se llevan a efecto operaciones financieras y contra la propiedad intelectual. Este apartado incluye, los delitos a menores y personas discapacitadas, tales como el denominado child grooming, la corrupción de menores, pornografía infantil, donde en todo caso, intervengan las tecnologías de la información.

3.- Finalmente la instrucción concreta los Delitos en los que la actividad criminal, además de servirse para su ejecución de las ventajas que ofrecen las TICs, entraña especial complejidad en su investigación que demanda conocimientos específicos en la materia. Hablaríamos de delitos de falsificación documental, injurias y calumnias contra funcionarios públicos, amenazas y coacciones, delitos contra la integridad moral, apología o incitación a la discriminación, el odio y la violencia, o la justificación de los delitos de genocidio, siempre y cuando dichos delitos estén cometidos a través de las TICs.

Jaime Rodríguez Díez es letrado de Diez & Romeo

http://diezromeomedia.blogspot.com/

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario