POLÍTICA

ELECCIONES. Rajoy llama a la unidad y al «esfuerzo solidario» para salir de la crisis

Europa Press.- El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho un llamamiento a la unidad y al «esfuerzo solidario» para salir de la crisis en su primera intervención en la sede nacional de su partido tras confirmarse su victoria en las elecciones de este domingo.

Rajoy, que ha expresado su respeto por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el aspirante del PSOE a la Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido que el traspaso de poderes entre el gobierno saliente y el entrante sea «modélico».

Tras agradecer la confianza que la mayoría de los españoles ha depositado en su partido y con semblante serio, se ha comprometido a ejercer la tarea que le ha sido encomendada con «responsabilidad», humildad y sin «sectarimos» y se ha marcado ya varios objetivos.

El ganador de las elecciones ha asegurado que en la tarea que le espera no le van a faltar las ganas, el entusiasmo, el trabajo ni el compromiso, pero ha avisado de que no va a haber «milagros». «No lo hemos prometido», ha apuntillado, aunque seguidamente ha recalcado que ya se ha demostrado en otras ocasiones que «cuando las cosas se hacen bien, los resultados llegan».

Por eso, ha confiado en que «el trabajo, la seriedad y la constancia» que, según ha dicho, son los «principios» que le han acompañado en sus treinta años de vida política, servirán para que «más pronto que tarde» se empiecen a ver «los frutos».

«Seré el presidente de todos». Así, ha garantizado que será «el presidente de todos» y antepondrá siempre el interés general al particular, que pensará especialmente en parados, pensionistas y pequeños empresarios y autónomos que han tenido que cerrar sus empresas. Ha asegurado que hará «todo lo que humanamente se pueda hacer» para mejorar la situación de aquellos que lo necesitan y se ha comprometido a pensar en ellos «antes que en nadie a la hora de tomar decisiones».

«Nadie debe sentir inquietud alguna», ha apuntado, antes de enfatizar como uno de sus objetivos la necesidad de «recuperar el orgullo de ser españoles» y de que, en la Unión Europea, España «deje de ser un problema» y vuelva a ser «parte de la solución». Según ha dicho, sus únicos «enemigos» en la tarea que le espera van a ser «el paro, el déficit, la deuda excesiva, el estancamiento de la economía y todo aquello que mantiene al país en estas críticas circunstancias».

Rajoy ha avisado de que España se encuentra en «una hora decisiva» y está en un «cruce de caminos» que va a determinar su futuro «en las próximas décadas», pero ha recalcado que es precisamente en estas circunstancias «cuando se mide el temple de los hombres y de los pueblos».

«Sé muy bien lo que nos toca, para nadie es un secreto que vamos a gobernar en la más delicada coyuntura en la que se ha encontrado España en los últimos treinta años», ha afirmado, para después asegurar que su compromiso será «darlo todo» y «con todos». Precisamente, ha defendido que de esta situación sólo se saldrá si los españoles trabajan para ello «juntos» y aportando lo mejor de sí mismos.

De hecho, ha recalcado que esta «inmensa tarea» que le espera a España es necesario afrontarla con un «esfuerzo común», porque «es de todos y para todos, compartido y equitativamente repartido». «En una palabra -ha resumido-, esfuerzo solidario».

[Imagen: Reuters]

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario