Ciencia SOCIEDAD Tecnología

ESPACIO. Una centrifugadora en miniatura monitorizará la salud de los astronautas

ESA.- La Agencia Espacial Europea (ESA) está desarrollando un nuevo dispositivo para analizar la sangre de los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional. Este aparato permitirá diagnosticar problemas cardiacos o enfermedades como la diabetes con una simple gota de sangre.

Para realizar una analítica bastará con depositar una gota de sangre sobre un pequeño disco repleto de mecanismos miniaturizados. Este disco se introduce en una mini-centrifugadora que lo pone a girar para distribuir la sangre por todos sus compartimentos de análisis.

El dispositivo de análisis inmediato (POCT) es capaz de realizar de forma simultánea un gran número de pruebas independientes, entregando los resultados de la analítica en cuestión de minutos.

Este tipo de pruebas permiten detectar problemas cardiacos, dolencias en el hígado o en los riñones y enfermedades como la diabetes. El dispositivo está diseñado para realizar una buena parte de las pruebas médicas más comunes in situ, de forma rápida y con calidad de laboratorio.

 

Tras la retirada del Trasbordador tiene mucho sentido realizar tantos análisis como sea posible a bordo de la Estación Espacial

 

La ESA firmó un contrato con la empresa Radisens Diagnostics para estudiar cómo adaptar esta tecnología a las misiones espaciales tripuladas. Esta compañía irlandesa tendrá que implementar la capacidad de realizar nuevos tipos de análisis y adaptar el diseño para que funcione en el espacio. Entre otros aspectos, habrá que estudiar si la centrifugadora es capaz de funcionar correctamente en condiciones de microgravedad.

“Los experimentos de fisiología humana que se realizan a bordo de la Estación Espacial Internacional necesitan cada vez más análisis bioquímicos”, explica Nadine Fritz, del Directorado de Vuelos Tripulados y Operaciones de la ESA.

“Tras la retirada del Trasbordador Espacial, ha disminuido drásticamente la cantidad de muestras que podemos traer de vuelta a la Tierra, por lo que tiene mucho sentido realizar tantos análisis como sea posible a bordo de la Estación”.

Una tecnología orientada al mercado. Esta actividad se desarrolla dentro del Programa General de la ESA para el Apoyo a la Tecnología (GSTP), diseñado para ayudar a convertir conceptos prometedores en soluciones listas para operar en el espacio.

En particular, el contrato con Radisens Diagnostics utiliza un esquema muy específico de este programa: el ‘GSTP-AO’. Este esquema se centra en las tecnologías orientadas al mercado, financiadas a partes iguales por la ESA y por la compañía en cuestión.

Cualquier compañía de los Estados miembros de la ESA que participan en el programa GSTP puede enviar sus propuestas en cualquier momento.

“Este contrato con Radisens es una buena muestra de la gran flexibilidad y del alcance del esquema”, comenta Alberto Tobías, Responsable del Departamento de Sistemas, Software y Tecnología de la ESA.

“Define el marco para la transferencia tecnológica y para la investigación conjunta con otros sectores. Los procesos se ajustarán progresivamente para facilitar la innovación abierta”.

[Imagen: Disco de análisis / ESA]

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario