Sin categorizar

EL UNGÜENTO. Cuando veas las barbas de tu vecino… Por Guillermo Núñez

Y si los funcionarios públicos en Portugal que tengan como sueldo más de mil euros al mes se quedarán sin cobrar las pagas extraordinarias como consecuencia de la crisis, pues habrá que ir pensando en que algo similar puede ocurrir en España. Y que no venga el Partido Popular a decir que ello es consecuencia de la nefasta política seguida por el Gobierno del Partido Socialista, pues más bien, en las particularidades nacionales de la crisis financiera internacional, la contribución del PSOE y el PP está repartida al cincuenta por ciento. En esta cuestión no estamos tratando de responsabilidades de gobierno en sentido estricto (aunque en términos electorales sea el actual partido de gobierno quien pague las consecuencias), sino más exactamente, en la inexistencia durante muchos años de una voluntad decidida por parte de los grandes partidos nacionales de pactar unos mínimos  que den estabilidad y reconduzcan el “alocado” proceso que se ha seguido en España en cuestiones fundamentales: modelo de organización territorial y delimitación definitiva del mismo, sobre todo, en materia de financiación; modelo educativo en los distintos niveles de la enseñanza; modelo de relaciones laborales; modelo de organización judicial; modelo energético; modelo de seguridad social; modelo de financiación de pensiones; modelo de sistema tributario, en fin, cuestiones todas ellas que precisan de un gran pacto de mínimos que sea respetado y aplicado en el tiempo con independencia de la alternancia en el gobierno.

Estamos en vísperas de unas elecciones en las que todos los sondeos dan como ganador al Partido Popular con una cualificada mayoría. Como ciudadano, esas previsiones me alegran, pues vienen a poner de manifiesto la grandeza del sistema democrático y su manifestación más genuina: que son los votos del pueblo los que determinan el cambio de gobierno. Pero junto a la alegría, está también la preocupación creciente de hallarnos ante un triunfo electoral en el ámbito del gobierno del Estado que previamente ya ha sido alcanzado por ese mismo partido en el ámbito del gobierno de la mayoría de las Comunidades Autónomas y Entes Locales. Preocupación en tanto esta victoria tan amplia puede hacer creer a los líderes del PP que todo va a ser como “coser y cantar”, es decir, ignorando a aquellos que no les han votado y confiando en que la aplicación de sus políticas de gobierno serán apoyadas sin rechistar por los que le han votado. Creo que se equivocarían de manera radical con semejante apreciación, y que con ello contribuirían a ahondar aún más la crisis interna que ahora mismo vivimos.

Deberían tal vez aplicarse la conocida medicina de  “cuando las barbas de tu vecino veas quemar…”; bastaría para ello con fijarse en el calvario que está pasando el Gobierno de Papandreu en Grecia, que desalojó del poder a la Derecha por similares causas a las que ahora concurren en España con el desalojo de la Izquierda por el PP… Y aquí, de lo que se trata, es de que ganemos todos y todas, y no sólo los del PP.

Guillermo Núñez

www.guillermonuñez.com

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario