Juan Velarde

DESDE MI ESCAÑO. Multas aceleradas. Por Juan Velarde

Hay cuestiones en la vida que son importantes y que merecen una acción rápida y contundente. Sin embargo, a veces, hay quien se la coge con papel de fumar y considera que puede hacer de su capa un sayo. La Dirección General de Tráfico ha protagonizado uno de esos vodeviles absurdos al multar con 30.000 euros a una productora norteamericana porque en el cartel de la película sus protagonistas van sobre una moto y sin casco. Dicen que hay una legislación al respecto, pero en este caso se aplica a sabiendas de que se fuerza el tenor literal de la ley para conseguir los efectos deseados.

La noticia en sí, sin opiniones, sin tamices ni barnices es la siguiente: El departamento de Pere Navarro ha impuesto una multa de 30.000 euros a la productora Tripictures, que sacó en el cartel publicitario de la película ’Larry Crowne’ a sus protagonistas, Tom Hanks y Julia Roberts conduciendo una moto sin casco, por «promocionar conductas temerarias», según han confirmado a Europa Press fuentes de la DGT.

La Ley de Tráfico prohíbe expresamente en su artículo 52 «la publicidad en relación con vehículos a motor que ofrezca en su argumentación escrita o verbal, en sus elementos sonoros o en sus imágenes, incitación a la velocidad excesiva, a la conducción temeraria, a situaciones de peligro» o cualquier otra circunstancia que suponga una conducta contraria a los principios de la Ley.

Sin embargo, y aquí ya entramos en la parte valorativa, la Dirección General de Tráfico parece que hizo la vista gorda con otros carteles parecidos y que, dicho sea de paso, eran de películas producidas en España. Para muestra, un botón, ’Lucía y el sexo’ (2001), de Julio Médem, y de la productora Sogecine. La protagonista está montada en una motocicleta sin el preceptivo casco, ¿acaso no era merecedora también de dicha sanción? Pues no lo fue, pero es que además, si así hubiese sido, también sería criticable porque no creo que ni el cartel español ni el norteamericano incurran en esa promoción de conductas peligrosas en la carretera.

Para mí, sinceramente, alguien en la DGT ha perdido los papeles, ha tratado de hacer méritos o se ha aburrido soberanamente por las noches en su casa. De otra manera, no se entiende esta sanción, ¿o acaso no hemos visto vídeos de la vida real donde, por ejemplo, Mariano Rajoy olvidaba ponerse el cinturón? Puestos a sancionar…empecemos con quienes tienen que dar ejemplo y no lo dan. Claro, que Pere Navarro, director de la DGT fue pillado a una velocidad por encima de los límites máximos y ahí sigue, disfrutando del despacho…y multando carteles de películas. Ahora el lema será ’No podemos sancionar por ti’, ¿no?

juanvelarde@gmail.com

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario