Juan Velarde

DESDE MI ESCAÑO. ‘El Papi’ de La Gomera. Por Juan Velarde

Casimiro Curbelo creyó tenerlo todo listo y resuelto con su dimisión como senador. El follón del Gola y las agresiones a los policías motivaron su salida de la Cámara Alta, aunque no tuvo como consecuencia que dejase la Presidencia del Cabildo. Pues bien, tal y como adelanta el diario La Gaceta en su edición del 30 de octubre de 2011, al político socialista le pueden quedar menos de dos telediarios si se demuestra lo que el periódico de Intereconomía y que otros medios a nivel local (entre ellos Canarias 8, el digital regional de Periodista Digital) fueron sacando en meses anteriores y que no es otra cosa que las corruptelas de este caballero que ha llegado a creerse el dueño eterno de La Gomera.

Por lo pronto, el Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián de La Gomera está investigando el patrimonio personal y las cuentas bancarias, acciones y el contenido de las cajas fuertes del ex senador y de su familia, tras detectarse indicios de cohecho a raíz de sendos informes de la Policía y de la Fiscalía centrados en su entorno personal, empresarial y político.

Cuenta La Gaceta que las diligencias policiales previas se han centrado en cuatro operaciones urbanísticas y de ingeniería: El Lamero, Las Petroleras, El Mechal y Travesía de Hermigua, a través de las cuales Curbelo podría haberse embolsado un mínimo de en torno a dos millones de euros gracias a recalificaciones favorables, sobre las que tenía plena competencia como presidente del Cabildo y como responsable último del Plan Insular de Ordenación de La Gomera y del Plan Territorial Especial Turístico.

Pero vamos, lo de los dos millones de euros puede ser caderilla a poco que las investigaciones vayan al fondo del asunto. Este sujeto, capaz incluso de descolgar un teléfono para llamar al director de un medio para que ponga en la calle a un determinado periodista, ha llegado al punto de amedrentar a empresarios, de saltarse la ley a la torera, lo que le valió ser inhabilitado para todo cargo público cuando era alcalde de San Sebastián de La Gomera.

Muchos en la isla conocen las andanzas de ‘El Papi’, pero pocos se atreven a levantar la voz porque saben que este político aún tiene el suficiente poder como para hacer la vida imposible a cualquiera, incluso despedir a personal a su servicio por el simple hecho de que la esposa de un trabajador de la propia institución cabildicia colabore con otro partido.

Hasta ahora, le daba lo mismo a Curbelo que ciertas informaciones salieran a nivel local o regional. Él sabe manejar muy bien los medios y evitar que esos hechos se conozcan al dedillo, pero cuando las noticias ya salen de las Islas, entonces al político del PSOE le surge un problema bastante evidente, que ya no puede hablar con el director de turno para que no siga la publicación de esos hechos o para que se eche al redactor que se entromete en sus asuntos.

juanvelarde@gmail.com

 

 

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario