Sin categorizar

EL ESCOBILLÓN… En la lucha final… Por Eduardo García Rojas

Martín Rivero y Teodoro Ríos coinciden al manifestar que el acto en el que este viernes, 28 de octubre, forman parte les recuerda a las sesiones culturales que a finales de la dictadura franquista se celebraban en el Círculo de Bellas Artes de la capital tinerfeña, espacio que treinta y tantos años después acoge ahora a empresarios y artistas que se han unido para frenar el brutal recorte que el área de Cultura sufrirá en los presupuestos de la comunidad autónoma en 2012.

No fui testigo de aquellas jornadas a las que hacen referencia Rivero como Ríos, pero sí que es verdad que en el acto al que asisto para escuchar las reclamaciones de cierta parte del sector cultural en las islas, está atestado de público, entre empresarios, artistas y periodistas que libreta o micrófono en mano quieren dejar constancia de lo que algunos llaman la revolución del octubre rojo de la cultura en Canarias.

No creo, de todas maneras, que los que integran el sector estén para cantar himnos. Se nota tensión, la sensación de que todos están caminando por el filo de la navaja, de que se está a un paso de transformar un modelo que significará, en palabras de la gestora cultural Vicky Bastos: el cierre de empresas y por lo tanto que sus trabajadores formen parte de esa ya larga cola que hace guardia ante el INEM, así como la emigración de creadores a otras tierras del mundo en las que se reclame el concurso de sus modestos esfuerzos…

Para Bastos, el anunciado recorte es un drama superlativo porque baja el telón a un sector que ahora está unido porque la unión hace la fuerza. Y mil gargantas amplifican una llamada a la sensatez a un Ejecutivo regional que sigue considerado a los culturetas algo así como caprichosas y ahora insolidarias termitas.

Ricardo del Castillo lee el manifiesto del colectivo, que ya subimos al blog, y recuerda que unas tres mil empresas se dedican a esto de la cultura en Canarias. Cifra que hace que ocupe el octavo puesto en el ranking nacional. También que de cada euro que invierte el Gobierno regional en Cultura recibe a cambio doce y que son un sector que ha generado este año el 1,74 por ciento del Producto Interior Bruto de esta tierra a la que como contribuyentes aportan a las arcas públicas una liquidación anual que ronda los treinta millones de euros en IGIC.

“La Cultura es una economía productora”, concluye del Castillo.

El cineasta David Baute lee algunos de los puntos que CC y PSC-PSOE suscribieron en su momento en favor de la Cultura, escrito que hoy se ha convertido en nada, y resalta que un pequeño incremento al área apenas afectaría a Educación y Sanidad.

“Desde luego que somos solidarios –interviene Teodoro Ríos– pero no con el recorte que se pretende.”

El codirector de Guarapo, Mambí y El vuelo del guirre lamenta que la Televisión Canaria no apueste por el sector y argumenta la necesidad por hacer músculo desde dentro y no tirar “de las empresas de fuera.”

Martín Rivero, empresario y premio Canarias de Comunicación, critica en tu turno de intervención que “los progresistas de ayer disparen hoy a la Cultura” y exige responsabilidades a los socios de CC en el Gobierno, los socialistas canarios, porque han pasado de puntillas sobre este asunto “y de su votación depende que haya o no recursos para el sector”, recuerda Rivero.

Por último, Polo Ortí se pregunta qué va a pasar con la cantera de estudiantes que hoy se forman en los conservatorios y escuelas de arte ante el panorama desolador que se presenta para el año próximo y Benito Cabrera pide “más artistas y menos políticos” porque este movimiento “no es una pataleta de cuatro subvencionados sino la voz de un tejido empresarial muy importante en las islas.”

¿Qué pasará con el movimiento si la actitud del Gobierno canario persiste ante el anunciado recorte?

Martín Rivero asegura que continuarán adelante con las movilizaciones y que el sector estudiará soluciones para facilitar el trabajo “a quien debe de solucionarlo.”

Aplausos entre el público.

¿Hay más preguntas?

Silencio.

Solo falta que Polo Ortí, acompañado al timple por Benito Cabrera, interpreten una versión fusion de La Internacional.

Saludos, hmmmmm, desde este lado del ordenador.

Eduardo García Rojas en http://www.elescobillon.com/

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario