Sin categorizar

Manolo, llévame a La Habana. Por Javier Zerolo

Amigo Manolo, avisa cuando llegues. En tu viaje hacia donde están los visionarios, los buena-gente, los que viven en la eternidad para ser recordados, no olvides que aunque no te lo demostramos constantemente, aquí todos te queremos mucho. La familia no son sólo tu mujer, tus hijos y los más cercanos, rumberos y rumberitos. Es tan grande que casi no cabían las flores y la gente en tu despedida. Santa Cruz es un grupo de carnavaleros que siempre vieron en ti el guru, el guía. Uno de los responsables de que los cuerpos se meneen al son de ritmos afro-antillanos que tú trajiste -todos juntos y ya mezclados- en la maleta de Venezuela.

Quizá tarde, pero llega, el merecido reconocimiento de la ciudad en la que naciste. Qué orgullo para tus padres, Juan y Josefa, y tus hijos Juan José y Roji. El Ayuntamiento de Santa Cruz te nombrará Hijo Predilecto. Hace pocos meses también el Cabildo, con gran acierto, te nombró Hijo Ilustre de Tenerife. De origen humilde, trabajando incansablemente y entregando tiempo que era sólo tuyo, conseguiste despertar interés social y contagiarnos de una alegría y defensa chicharrera que muy pocos han regalado a su ciudad. Desde el Muelle o desde el Mercado Nuestra Señora de África, arrastraste a cientos de participantes a una fiesta nueva inventada por ti. Ahora lo llaman voluntariado, tú ofreciste horas y horas a Santa Cruz cuando ese gesto no tenía nombre.

Maestro rumbero, papá parranda, no olvide decirme cuando llegue de dónde es que son los cantantes. Dígame si finalmente su madre lo llevó a La Habana y si es allí donde tendremos que viajar cuando nos toque emprender el mismo camino. Yo sé que no te has ido, sigues aquí en cada cuatro, en cada bongó, en cada paso de baile de cualquier carnaval canario. Querido Manuel Monzón, en este valle de lágrimas que pronostican viejos textos vale la pena, como nos enseñaste, reír y bailar. Porque como dijo la Reina -dale saludos de mi parte a ella y Enrique González cuando los veas-, la vida es un carnaval.

http://www.javierzerolo.com

 

Etiquetas

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • JAVIER : MANOLO SEGURAMENTE ESTA YA EN LA HABANA SENTADO EN EL MALECON SOÑANDO CON LA PROXIMA COREOGRAFIA QUE DERROCHARA POR LAS CALLES DE SANTA CRUZ PARA DELEITE DE SU GENTE. EN LA OTRA ORILLA ESTARA SOLO UN RATITO PORQUE MANOLO MONZON ES PATRIMONIO DE SANTA CRUZ. GRACIAS Y HASTA SIEMPRE.