Cultura SOCIEDAD

CULTURA. Anouar Brahem reinterpreta la música de laúd en el Otoño Cultural de CajaCanarias

Elblogoferoz.- El músico y compositor tunecino Anouar Brahem ofrecerá a las 20 horas de este jueves, día 27 de octubre, un concierto en el Espacio Cultural CajaCanarias de la capital tinerfeña, en el que adentrará el sonido de su laúd en contexto musicales excepcionales, para reinterpretar su función tradicional dentro de un escenario.

Esta audición, programada dentro del Otoño Cultural que organiza la Obra Social de la entidad financiera, permitirá al público disfrutar de uno de los máximos exponentes de la música de Túnez, que desde hace 30 años ha renovado la música árabe con su instrumento, conjugando jazz y new age, y haciéndose un hueco en la música contemporánea sin renunciar a la tradición.

En este caso, Brahem presentará su cuarteto integrado por músicos de Alemania, Suecia y Túnez, como es el caso de Klaus Gesing al clarinete, Björn Meyer, bajo, y Khaled Yassine, bendir, con los que ha editado ‘The astounding eyes of Rita’, su undécimo y último trabajo.

 

Considerado uno de los máximos exponentes de Túnez, renueva la música árabe conjugando el laúd con géneros como el jazz y new age

 

El concierto ha sido objeto de una gran acogida por parte del público tinerfeño, ya que a los pocos días de anunciar el evento se agotaron las entradas, al igual que ocurriese en el caso de los conciertos de Sinéad O’Connor, Teresa Salgueiro e Hindi Zahra, incluidos también dentro del ciclo.

Trayectoria musical. La trayectoria musical de Brahem se remonta a su infancia, ya que, con apenas diez años comenzó sus estudios de oud, el laúd del mundo árabe, en el Conservatorio Nacional de Música de Túnez, donde su principal maestro fue el maestro Ali Sriti, quien le transmitió los modos, sutilezas y secretos de la música clásica árabe.

Desde sus inicios, destacó por sus cualidades y ya con 15 años tocaba de forma regular en orquestas locales.

Poco a poco, Brahem comenzó a ampliar su campo de acción a través de las expresiones musicales, de todo el Mediterráneo, poniendo especial acento en el jazz.

Uno de los hitos de su carrera profesional vino marcado por su  traslado a París, en 1981, ciudad en la que durante cuatro años llevó a cabo la búsqueda de nuevas experiencias y en donde conoció a músicos de géneros muy diferentes que le permitieron realizar composiciones musicales para el cine y teatro tunecinos.

Precisamente, a su regreso a Túnez, fue invitado a actuar en el festival de Cartago, lo que le permitió reunir en ‘Liqua 85’, destacadas figuras de la música de Túnez y Turquía y el jazz francés, como Abdelwaheb Berbech, los hermanos Erköse, François Jeanneau, Jean-Paul Celea, François Couturier, entre otros, y con el que alcanzó el Gran Premio Nacional de Música.

Director del EMVT. Posteriormente, en 1987, fue nombrado director del Ensamble Musical de la ciudad de Túnez (EMVT), al frente del cual permanecería hasta 1990, año en el que editó su primer disco, ‘Barzakh’, con dos destacados músicos de Túnez, Béchir Selmi y Hosni Lassaad.

Su siguiente trabajo fue ‘Conte de l’incroyable amour’, grabado en 1991, al que siguió en 1994 ‘Madar’ con el saxofonista noruego, Jan Garbarek y el capitán paquistaní de tablas, Shaukat Hussain.

En ‘Khomsa’ (1995), reunió a una formación ecléctica, incluyendo a Richard Galliano (acordeón), Palle Danielsson (contrabajo), Jon Christensen (batería), François Couturier (piano), Jean-Marc Larche (saxofón) y Bechir Selmi (violín) .

Tres años más tarde, Anouar Brahem estaba de vuelta en el estudio para continuar donde lo había dejado con ‘Madar’, junto a John Surman el saxofonista y Dave Holland el contrabajista, heraldos de la música libre británica a finales de los años 60, y de ahí surgió ‘Thimar’, uno de sus grandes éxitos.

‘Astrakan Café’, su sexto álbum, se publicó en septiembre de 2000, con sus dos socios fieles, el clarinetista de origen romaní Barbaros Erköse y el percusionista tunecino Lassad Hosni.

En 2002, junto al pianista François Couturier y el acordeonista Jean-Louis Matinier, Anouar Brahem crea ‘Le pas du chat noir’, con un tono de exquisito refinamiento.

A este trabajo seguiría su recopilatorio de melodías ‘Vague’, en 2003; ‘Le voyage de Sahar’ (2006), con el pianista François Couturier y el acordeonista Jean-Louis Matinier, y sú último trabaho ‘The astounding eyes of Rita’, en 2009, con Klaus Gesing al clarinete, Björn Meyer, bajo, y Khaled Yassine, bendir.

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario