Cultura SOCIEDAD

CULTURA. Francisco Estupiñán gana el Premio de Novela “Benito Pérez Armas” de CajaCanarias

Elblogoferoz.- El escritor y periodista Francisco Estupiñán Bethencourt ha obtenido el Premio de Novela ‘Benito Pérez Armas’ que convoca anualmente CajaCanarias por ‘El corsario de Lanzarote’, una atractiva y documentada obra que se enmarca dentro del género histórico, que relata las luchas de poder de una poderosa familia canaria del siglo XVI, que se enfrenta en diferentes ocasiones a los piratas y corsarios moriscos.

El jurado de este prestigioso certamen deliberó durante varias horas hasta conseguir un acuerdo, que incluye la concesión de un accésit de edición a ‘El hombre que ama a Gene Tierney’, un singular texto introspectivo de gran valor literario cuyo autor es el escritor, actor y guionista Daniel María.

Los integrantes del jurado de la vigésimo séptima edición del Premio de Novela “Benito Pérez Armas” fueron Álvaro Arvelo Hernández, presidente de CajaCanarias, economista y profesor mercantil; Cecilia Domínguez Luis, escritora; Juan Manuel García-Ramos, catedrático de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de La Laguna, escritor y crítico literario; Juan Cruz Ruiz, periodista y escritor, y Ramón Trujillo Carreño, ex catedrático de Lingüística de la Universidad de La Laguna, presidente de la Academia Canaria de la Lengua y escritor.

 

‘El corsario de Lanzarote’ es el título de la obra galardonada, que narra las luchas de poder de una acaudalada familia canaria del siglo XVI

 

Francisco Estupiñán es un reconocido periodista, que ha desarrollado una dilatada trayectoria en periódicos como El Día y La Gaceta de Canarias, así como en tareas de comunicación en el Gobierno de Canarias y, actualmente, en la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife.

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria en 1961, es licenciado en Filología Hispánica y doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna. Ha publicado ‘La isla redimida’, una crónica de la metamorfosis de Fuerteventura editada por el Cabildo de esta Isla, y su tesis doctoral ‘La escritura entre líneas’, en la que analiza los artículos de opinión en El Día entre 1966 y 1975.

Es autor de diferentes investigaciones en comunicación social y colaboraciones literarias en diversas revistas y suplementos. Entre las primeras cabe citar ‘Mitos sobre la globalización y las nuevas tecnologías de la comunicación’, ‘El sentido crítico y los medios de comunicación’ y el estudio realizado sobre el suplemento de Diario de Avisos ‘Gaceta semanal de las artes’.

Integrantes del jurado

La obra ganadora. La novela ganadora es fruto de siete años de intenso trabajo de documentación histórica y construcción de la trama argumental. Comienza a modo de memorias de un cautivo de un corsario musulmán. Hecho rehén a cambio de la libertad de la esposa de su hermano, pronto es consciente de que no va a ser pagado el rescate y, por lo tanto, que su vida depende de la voluntad del pirata Morato Arráez. Éste les proporciona sin embargo un trato exquisito y les cuenta sus andanzas (su origen albanés y posteriores correrías, que incluyen el ataque a las posesiones del hermano del protagonista en Lanzarote).

Tras pasar por Salé, son llevados a Fez. En los calabozos de Fez, conocen a un musulmán hijo de Dogali el Turquillo, famoso y temido en Canarias por sus temibles escaramuzas razzias (personaje real que ocupó y saqueó Arrecife en 1571). Este hijo de corsario les comunica que han pasado a ser parte del botín que Morato de Arráez le deja al rey de Fez. Cuando vence el plazo y el hermano del cautivo no paga la suma requerida para la liberación, el rey decide enviar al cautivo con un judío ceutí al que debe a su vez dinero. Así, el protagonista es llevado a Ceuta.

En los siguientes capítulos se describe a un viejo Agustín de Herrera, cuyo padre, ídolo de su infancia, falleció a manos de los musulmanes cuando él contaba con ocho años. A partir de ese momento, se convierte en heredero de las tierras de su padre. Con dieciséis años, se cumple su sueño de poder vengar a su padre y tomar parte de una expedición para conseguir prisioneros.

Tras casarse, viaja con su esposa a la Corte, donde conoce, entre otros, al heredero del trono, Felipe. Su vida de casado se ve enturbiada por la imposibilidad de su mujer de tener hijos y el tórrido romance de Agustín con Bernardina. Inés, su esposa, hace oídos sordos a los rumores; hasta que Bernardina se queda embarazada de Agustín y es presa de los celos. Antes de que nazca la niña, el esposo de Bernardina, un mercader genovés, es asesinado, y las sospechas recaen sobre Agustín. Para huir de toda esta maledicencia, así como de la impotencia que le provocaba no poder disfrutar de su hija y su amante con libertad, se vuelve a embarcar a Gran Canaria en busca de tropas para regresar a Berbería.

La aventura supone un nuevo éxito económico, y a esta alegría se suma el nacimiento de una nueva hija, esta ya sin duda de la paternidad, de Bernardina. Ganado el favor real por su valor, consiguió el reconocimiento de sus dos hijas como legítimas así como el encargo de apaciguar Madeira, lo que logra sin esfuerzo.

En este momento, ambas historias se cruzan; ya que es su mujer, Inés, y su hija, Constanza, las que son secuestradas por Morato de Arráez y por las que el primer narrador es cambiado a modo de garantía de pago. El último capítulo es una carta del otro cautivo, Francisco Sarmiento, que gracias a los ruegos de su mujer sí fue excarcelado.

Accésit de edición. ‘El hombre que ama a Gene Tierney’, distinguido por el jurado como accésit de edición, es una obra en la que aparecen mezclados relatos, cuentos cortos, obras de teatro e, incluso, fragmentos de guiones, fruto de la polifacética creatividad de su autor, Daniel María. De difícil encuadre en un género concreto, destaca el giro de la narración en la segunda parte, cuando evoca al pasado, cuando se acerca más al cuadro de costumbres o al retrato.

El argumento gira en torno al día a día y las reflexiones que le despierta al protagonista, un licenciado en Literatura que visita diariamente la biblioteca para realizar su tesis sobre narrativa canaria contemporánea, pero también toma notas constantemente para su propia obra. De hecho, desde muy pronto se empiezan a intercalar los elementos de la novela policial de la que ha dado ya antes el argumento. Este elemento resulta central en la novela: una serie de reflexiones que parten de la experiencia derivan en imágenes. En este marco donde se mezclan los relatos que surgen de la imaginación del narrador, se intercalan incluso cuentos.

Posteriormente, el autor se centra más en una suma de cuadros de infancia, donde describe, casi dibuja, a las personas importantes de su niñez, casi siempre gente mayor, para retomar finalmente el diario que escribiera en la infancia.

Versatilidad creativa. Daniel María, creador de esta trama de ficción valorada especialmente por el jurado, nació en Agulo, La Gomera, en 1985, y ha desarrollado una versátil trayectoria artística como escritor, actor y guionista. Ha trabajado en cortometrajes como ‘Agua mineral’, ‘Roedores’ y ‘Cabeza de familia’; así como en obras de teatro. Entre sus puestas en escena, ‘Endanimoniado’ obtuvo el primer Premio de Monologuistas de Tenerife, en 2006.

Ha codirigió, junto a Adrián Ruiz Martín, la Escuela “José Manuel Cervino” de Teatro y Cine de Arafo hasta su cierre en 2009 y ha impartido diversos talleres de interpretación. Es secretario de redacción de la revista ‘La Página’, donde escribe artículos sobre literatura y cine y en cuya editorial homónima dirige el sello La Página Joven.

Ha publicado el poemario ‘Hilo de cometa’ (La Página, 2009) y el libro de cuentos ‘(de)función cómica’ (Ed. Idea, 2009). También noveló y preparó la edición de ‘El extraño viaje’, guion cinematográfico de Pedro Beltrán (La Página, 2011). Fruto de la investigación llevada a cabo sobre ‘El extraño viaje’ resulta su libro ‘El caso de la película imposible’ (La Página, 2011), primer estudio crítico en España sobre esta película maldita de Fernando Fernán Gómez.

Ha recibido, entre otros, el Premio Internacional Jóvenes de la Macaronesia de Poesía (2005), el Premio Félix Francisco Casanova de Poesía (2007) y el Premio de Teatro de Autor de la Escuela de Teatro de Santa Cruz de La Palma (2009). ‘El hombre que ama a Gene Tierney’ es su primera novela.

Un certamen histórico. El “Benito Pérez Armas” es el certamen literario más prestigioso de cuantos se convocan en las Islas. Dotado con doce mil euros para el ganador, está dirigido a escritores en lengua castellana, naturales o residentes en Canarias, y su temática es de libre elección.

El Premio de Novela «Benito Pérez Armas» fue recuperado en 1970 por CajaCanarias para dar a conocer a nuevas voces dentro del panorama cultural canario. La que se falla hoy, día 24 de octubre de 2011, es la vigésimo séptima edición. En un principio, la convocatoria tenía carácter bienal, pero desde mediados de los 90 se estableció que fuera anual.

Desde sus primeros años, el certamen se granjeó una brillante reputación literaria, tanto en las Islas como dentro del ámbito nacional, y muchos de estos autores noveles se han ido consagrando con el paso del tiempo como autores fundamentales para entender la evolución de la narrativa canaria. Dentro del ámbito del Archipiélago está considerado como un equivalente al popular Premio Planeta.

Las cuatro primeras ediciones de este certamen tuvieron como ganadores a Alfonso García Ramos, con «Guad»; Juan Cruz Ruiz, con «Crónica de la nada hecha pedazos»; Luis Ortega Abraham, con «Migajas», y Fernando García Delgado, con «Tachero».

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario