Sin categorizar

CORTO… Y CAMBIO. The walking dead. Por Carmen Ruano

El Departamento de Psicopatología Inductiva de la Christian Brothers University de Tennessee ha iniciado una ambiciosa investigación de la conducta de los líderes políticos tras la celebración de elecciones y ha elegido Canarias como laboratorio para llevar a cabo los primeros estudios, atraídos por lo que ya se conoce como Síndrome JFLA. Según los investigadores estadounidenses, la repetición de la ecuación ganar los comicios/convertirse en partido de la oposición les ha llamado poderosamente la atención, especialmente tras comprobar los cambios que genera en el sujeto que lidera la formación política ganadora.

Las primeras conclusiones a la que han llegado en la Christian Brothers University hacen hincapié en las alteraciones somáticas de los individuos afectados por el Síndrome JFLA, denominado así por Juan Fernando López Aguilar, el primero en manifestar los síntomas que ahora investigan los americanos. El –en aquel momento- líder socialista canario aludió con tanta insistencia al caldo purulento en el que se cocía la política en el Archipiélago que se sospecha que pudo contagiarse y terminar envenenado, por lo que –por prescripción médica- debió abandonar las Islas en busca de climas más propicios para la salud.

Si hubiera sido un caso aislado los científicos no le habrían prestado mayor atención, pero la sintomatología que presenta José Manuel Soria, líder del PP en Canarias, hacen sospechar que podrían enfrentarse a un nuevo virus altamente contagioso y cuyas repercusiones pueden provocar graves daños en la población.

En ambos casos parece que la pérdida efectiva del poder los ha transformado en una especie de zombies, si bien su manera de actuar presenta diferencias sustanciales. López Aguilar desarrolló un comportamiento autolesivo, de manera que al poco de no obtener la presidencia del Gobierno todos lo hubieran liquidado casi con entusiasmo debido a su facilidad para granjearse enemigos. Por el contrario, en el caso de Soria se ha producido una mutación y su comportamiento evidencia una mayor agresividad hacia los demás, intentado corromper el Cabildo de El Hierro, el de La Palma, los pactos de Coalición Canaria y hasta la Diputación del Común. Y liquidar a Paulino Rivero, por supuesto.

Un hecho que ha llamado poderosamente la atención de los científicos norteamericanos es su alianza con especímenes carroñeros del Centro Canario Nacionalista, lo que les ha llevado a calificar esta mutación como SM (Special Mortifier, especialmente mortificante). La delegación del Departamento de Psicopatología Inductiva de la Christian Brothers University considera inevitable su traslado a Madrid para combatir la infección con un clima seco, mientras que los guionistas de Los Ángeles estudian preparar un guión que convierta lo ocurrido en una secuela de la serie de éxito The Walking Dead.

Hasta que llegue el momento, no salgan de sus casas sin una cabeza de ajo en el bolsillo o, como último recurso, una bandera con las siete estrellas verdes.

cruanovillalba@gmail.com

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • NADIE ABANDONA EL CARGO DE PRESIDENTE CON EL MISMO PRESTIGIO Y RESPETO QUE LE LLEVO AHI.