ECONOMÍA E INDUSTRIA POLÍTICA SOCIEDAD

SANTA CRUZ. El Ayuntamiento reducirá de tres años a “cinco minutos” la espera para obtener licencias de actividades clasificadas

ACN Press.- El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, anunció este lunes que el Ayuntamiento reducirá de un máximo de tres años a los “cinco minutos que tardará el funcionario en poner un sello” el tiempo de espera para obtener licencias de actividades clasificadas que permitan la apertura de nuevos negocios en la capital tinerfeña.

A partir de ahora, los empresarios “ya no perderán el tiempo y las ganas”, sino que tendrán en el Ayuntamiento “un aliado” que “creerá en su palabra”, aunque la Gerencia de Urbanismo corroborará después que el negocio cumple con la legalidad por medio de inspecciones antes de los tres meses siguientes a la apertura.

Por otro lado, las empresas que no tenían licencia seguirán siendo multadas y cerradas, aunque “ahora pueden legalizarse de forma más rápida”, insisten desde el Ayuntamiento. “Es una herramienta a favor del empresario que cumple”, añade Bermúdez.

 

La Gerencia de Urbanismo corroborará que el negocio cumpla con la legalidad por medio de inspecciones en los tres meses siguientes a la apertura

 

Según explicó el alcalde en un encuentro con los medios en el que también estuvieron presentes el primer teniente de alcalde y edil de Comercio, Julio Pérez, así como el responsable de Urbanismo, José Ángel Martín, este hecho supone el cumplimiento de uno de los puntos del actual pacto de gobierno suscrito entre nacionalistas y socialistas, así como la la aplicación en la capital de la nueva Ley 7/2011 de Actividades Clasificadas, con los beneficios que esta circunstancia supone para dinamizar “la economía, el comercio y el empleo”, indican

“El que llegue al Ayuntamiento con una idea se irá con una empresa”, afirmó Pérez, quien insistió en la sensación de “mayor tranquilidad y seguridad jurídica” que aportará esta medida a la capital. Por su parte, Martín insistió en que el recorte de tiempo “atraerá más inversión a Santa Cruz”.

A partir de ahora, el Ayuntamiento, que antes ejercía de garantista de que un negocio se cumplía con todos los requisitos, será ahora inspector de la legalidad una vez abierto el mismo. Por ello es “tan importante la responsabilidad de quien ejerce la actividad”, asegura Martín.

Las actividades inocuas, como oficinas o comercios menores de textil, tendrán sus licencias en “tres minutos”, una vez entreguen la fotocopia del Documento Nacional de identidad (DNI) y de la licencia de obras, así como una foto de la fachada, el certificado del final de obras y el abono de las correspondientes tasas.

Martín explicó que, por otro lado, las clasificadas podrán tardar quince días para dar un margen que permita prever una posible conflictividad ocasionada por ruidos, en el caso de bares o discotecas, o ser, incluso, inmediatas. Sin embargo, los trámites de las actividades clasificadas sujetas a licencia, que ya conllevan cierto riesgo por formar parte de ellas industrias de fabricación o gasolineras, no serán tan inmediatas pero sí se agilizarán.

De esta forma el Ayuntamiento de Santa Cruz espera simplificar los trámites y procedimientos administrativos, con medidas como la eliminación de la obligación de presentar documentos o datos que no sean estrictamente necesarios o que ya se encuentren disponibles en otras entidades públicas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario