Sin categorizar

EL BLOG DE UNA CIUDADANA. Se necesita innovación disruptiva. Por Dulce Xerach

El mundo ha cambiado. Vivimos en un mundo globalizado a nivel de individuo, donde ya no hay fronteras y en la que ya no sabes quién es tu competidor ni dónde está.

Nuestro modelo de sociedad del bienestar basado en la emisión de deuda ya no es sostenible y la única forma de sostenibilidad es la creación de riqueza.

La innovación incremental ha permitido obtener beneficios, a lo largo del tiempo a muchas empresas y emprendedores. Es la base del negocio de consultoría, y está en la raíz de la mejora de la calidad de vida de las sociedades avanzadas. No obstante ninguna empresa de las que decimos y conocemos como innovadoras ha llegado a esa posición, mediante innovaciones incrementales. A sus competidores directos, en general, el mercado y la competencia, las ha hecho desaparecer.

Ser una empresa líder o establecida en un sector estable ya no basta para sobrevivir.

Para sobrevivir, debemos ser capaces de reinventarnos cada día para hacer frente al mundo cambiante en el que vivimos.

La innovación debe de ser disruptiva y lo que es más difícil, continua.

La innovación disruptiva, además de ser el motor del crecimiento de largo plazo, es una plataforma de lanzamiento a nuevos mercados y la fórmula para crear segmentos de consumo originales. Pero ponerla en marcha exige una mentalidad de negocios completamente nueva, otra forma de mirar a los clientes, y entender las tareas que los productos y servicios deben realizar para ellos.

Todo líder de negocios aspira a construir una empresa innovadora. ¿Quién no querría ser como Apple, Southwest o Starbucks, y reinventar el mercado con un enfoque novedoso?

Esas compañías se aventuraron por territorios desconocidos con propuestas de valor originales.

Crearon segmentos, alentaron a millones de personas que no eran tenidas en cuenta por otros jugadores a convertirse en consumidores de sus productos y generaron nuevas fuentes de ganancias. Sus innovaciones fueron disruptivas por su capacidad de producir cambios radicales en el mercado.

Ahora se pone en marcha un master en innovación disruptiva para aprender a pensar al revés  en Aliter, una Escuela Internacional de Negocios en Madrid:

http://www.aprendeapensaralreves.com/wp-content/uploads/2011/09/Master-Innovación-Disruptiva.pdf

¿No valdrá la pena intentar un cambio de mentalidad para volver a la senda del crecimiento económico?

 

http://dulcexerach.blogspot.com/

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario