Sin categorizar

BABILONIA EN GUAGUA. Solajero o Sol bemol constante e intenso. Por Gustavo Reneses

No hace falta un sol doble para alumbrar el fondo de la estupidez humana. Jean Paul Sartre

En estos días azules estrenamos el décimo mes del año, para nuestros amigos afectados por la ESO octubre para más señas, las cosas por Babilonia siguen en su ritmo habitual: de culo y sin frenos. Si en el resto del planeta las cosas la gente que piensa (algo) se mueve entre los devaneos de Grecia con su banda de acreedores y la desaparición de los 10.000 misiles de Gadafi (que serán más o menos del tamaño de una caja de fósforos); en la Babilonia patria nos movemos entre los turbios asuntos de Blanco “el gasolinero” -no confundir con Casi “el saunero”- y la boda de la Duquesa de Alba -no confundir con Doña Rogelia-. Aunque lo de nuestro país más que ser de pandereta tiene que ser un experimento de eugenésis intelectual programada por alguna mente ejecutiva de la Habitación 101, porque si no es imposible entender la imbecilidad supina de los medios y las mentes catetas que salivan cual perro pauloviano ante el reclamo del amo.

Visto lo visto y huyendo del descalabro económico y mediático, en ocasiones es bueno mirar hacia arriba. No para rezar que es una opción válida si el lector lo estima oportuno, sino para contemplar las maravillas de la naturaleza. En este caso el Sol. La extrema actividad solar que estamos sufriendo en estos meses, lejos de ser anormal es algo totalmente sano para nuestro Sol. Da gusto verlo meter esas llamaradas, el día menos pensado nos pilla una. Las tormentas solares son también objeto de deso por los zánganos que juegan con las emociones, miedos y el bolsillo del personal. Hay para todos los gustos, como en botica.  Los están del tipo visionario paranoide que predice que “está al caer” una llamarada de tal tamaño que barrerá por completo nuestro sistema de satélites de la faz de la atmósfera creando el caos en el planeta. Sin satélites, GPS y demás artefactos voladores se teme por las comunicaciones, transacciones bancarias, telecomunicaciones… Oiga que si nos quedamos 5 años sin internet, se borra del disco duro del banco con mi hipoteca y estamos sin ver a la “cadena amiga” y similares durante un tiempo yo me alegraría. El otro elemento milenarista es el “ecolojeta” que aprovechando el mayor ciclo de actividad solar, se conpincha a su aliado en el poder “el político progre” que nos infla a ecoimpuestos para desfacer el entuerto del calentamiento global.

Pero regresando a la Tierra, menos mal que cuando la situación se torna insostenible siempre aparece un prohombre hecho de otro material que traerá el equilibrio a la galaxia. Y si no que se lo pregunten a los cubanos que están sufriendo la mayor ola represiva de los últimos treinta años, sumando más de 563 detenidos por asuntos políticos; ya acudirá Willy Toledo o el clan de chiripitifláuticos de la Zeja para darles ánimos y contarles la benevolencia del comunismo y la revolución desde la capitalista Europa.

Buenos días, y por si no volvemos a vernos: Buenos días, buenas tardes y buenas noches.

Gustavo Reneses

babiloniaenguagua@gmail.com

Etiquetas

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • Pensándolo bien… a ver si hay suerte y la lengua de fuego del Sol se come todos los satélites y volvemos a vivir con un poco más de paz, sin enterarnos de las burradas que hacen los políticos, que serán menos porque no tendrán modo de amplificarlas.