Sin categorizar

AULLIDOS. 5 de octubre de 2011

Otro sobresalto en Sanidad. Por si no hubieran tenido bastante con los últimos escándalos, ya saben Lifeblood, el reparto irregular de los incentivos, por citar dos, ahora se le viene otro follón encima a los responsables sanitarios de la mano de una denuncia contra un médico que ocupó un alto cargo en el Servicio Canario de la Salud. El tipo en cuestión ha sido denunciado formalmente tras intentar entrar sin autorización a un despacho en el Hospital Universitario de Canarias y por insultar a una compañera de trabajo a cuyo puesto aspira, según se comenta. Los desatinos han puesto en el ojo del huracán al propio Servicio Canario de la Salud, a la Facultad de Medicina y al Hospital Universitario de Canarias.

Insultos y malos modos. El denunciado no es otro que Antonio Cabrera, que ocupara la Dirección General de Salud Pública, primero, y la dirección del Servicio Canario de la Salud, tras una meteórica afiliación a Coalición Canaria, cuyo carné le ha permitido medrar para realizar una ‘carrera’ profesional. Pero en su afán de acaparar cargos se le ha ido la mano esta vez. Primero, porque intentó, manojo de llaves en mano, intentar en un despacho que no era el suyo y delante de testigos. Segundo, porque en su particular batalla con la persona a la que quiere desplazar, mujer para más señas, no ahorró epítetos de mal gusto: “por mí como si te lavas las tetas con champú”, según consta en la denuncia presentada ante la Policía Nacional en La Laguna…

Buscando acomodo. El susodicho, a la vista del cariz que han tomado los acontecimientos, ya ha realizado algunos movimientos estratégicos en el Servicio Canario de la Salud. Hace unos días se reunió con la directora, Juana María Reyes, para hablar largo y tendido… de su nombramiento como gerente del Hospital Universitario de Canarias en sustitución del actual Ignacio López Puech. Aunque ya la denuncia ha trascendido a la opinión pública y no parece que la actitud adoptada por Cabrera sea precisamente una carta de recomendación para su ‘ascenso’, entre otras razones por sus comentarios despectivos y misóginos. Lo dicho, otro escandalito para Sanidad que si lo nombra gerente del HUC va a terminar cubriéndose de gloria.

 
El cartel del Carnaval dará mucho juego. No hay cartel del Carnaval que se precie que no esté exento de polémica. El del próximo ya ha suscitado opiniones encontrada sobre si es un cartel sobre si es una foto… Pero además de polémica dará mucho juego con el ‘photoshock’, de hecho, a las pocas horas de su presentación oficial ya corría por internet una copia mejorada y cachonda, como corresponde a una fiesta carnavalera: la imagen de la modelo había sido sustituida hábilmente por la del alcalde, José Manuel Bérmudez. Y todavía queda una ristra de concejales…

 

Los cables submarinos, dañados. Es uno de los daños colaterales de los movimientos sísmicos que se están produciendo en El Hierro. Tres cables de comunicaciones se han visto afectados: uno al Sur de Granadilla, donde la operadora ONO se ha quedado con cuatro de las 24 fibras de que disponía; otro desperfecto se ha producido en las cercanías de Madeira y el tercer cable estropeado es el que procede de Sudáfrica. Nosotros, aquí arriba, no nos enteramos de nada, pero allá abajo en las profundidades marinas tienen que estar rodando las piedras que da gusto.

Y hablando de daños… Ya casi nadie se acuerda de ella, así es la política, pero con las designaciones producidas en el PSOE canario, Gloria Rivero ha pasado –muy a su pesar- a la reserva, después de haber sido diputada en el Congreso y portavoz en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en el mandato en el que los socialistas cosecharon sus mejores resultados. Es lo que tiene la política, que para algunos es un empleo temporal. Para algunos.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario