Sin categorizar

CORTO… Y CAMBIO. El guindazo. Por Carmen Ruano / Eduardo González

Ayer tarde, sin más dilación, corrí a la farmacia del pueblo para proveerme de antiinflamatorios, analgésicos y cremas para friegas, dado que los políticos de la isla se han empeñado en celebrar ‘La semana del guindo’, que consiste en subirse a las ramas, caer contra el suelo, fracturarse las neuronas y, con la misma, levantarse y empezar a decir necedades con la vana intención de que el resto del personal las dé por ciertas, sin percatarse de que el resto, o sea nosotros, no hemos descendido abruptamente del arbolito en cuestión.

El domingo fue Rubalcaba el que cayó estrepitosamente del mencionado guindo y descubrió cómo salvar a España de la crisis. Lo descubrió él y la delegación socialista canaria, que ha vuelto al Archipiélago para iniciar su apostolado. Y ayer lunes repitió el descalabro la consejera de Coalición Canaria en el Cabildo, Cristina Valido [dicho sea entre paréntesis, ser política y llamarse Cristina en Tenerife empieza a ser como una especie de maldición].

Al contrario que Pablo que cuando se cayó del caballo vio al Señor, Valido, tras apearse del guindo, se dio de boca con el Maligno, al que en luenguaje coloquial conocen como José Manuel Soria. Y a resultas del golpe y de la impresión, la consejera nacionalista ha comunicado que no hay ni un duro para el centro sociosanitario y el hospital del Sur y que la culpa es del Maligno, por supuesto. De hecho, en los últimos presupuestos del Gobierno de Canarias la dotación para la obra «fue cero».

El aturdimiento producido por el ‘guindazo’ ha hecho que Cristina Valido cofunda los hechos históricos y los acontecimientos recientes, dado que lo ocurrido se asemeja más a la parábola del tesoro escondido: “El Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo», y luego no encuentra el tesoro, añado.

Porque amigos míos, Coalición Canaria, el partido al que pertenece Cristina Valido votó en contra de poner una partida presupuestaria específica para el Hospital del Sur en el debate de los Presupuestos canarios –no hay más que consultar el Diario de Sesiones para darse cuenta de ello-, así que no vale ahora echarle la culpa a Soria y al PP. Lo dejó meridianamente claro el portavoz nacionalista, José Miguel González: “usted sabe de sobra que los créditos ampliables son ampliables. Luego, no hay necesidad de imponer una partida”.

La consejera se habrá quedado contenta después de insinuar que sus compañeros de partido en el Parlamento canario son un poco bsatante torpes. Y de reconocer que el Cabildo se ha quedado con las nalgas al aire delante de la Plataforma Pro Hospital del Sur. A falta de guindo, esta tarde me subiré a una jacaranda que tengo plantada en el jardín para tirarme de cabeza contra el suelo. A ver si así me creo lo que dice Cristina Valido. Pero va a ser difícil, se los advierto.

cruanovillalba@gmail.com

2 Comentarios

Clic aquí para publicar un comentario

  • Tranquila, ya la cura su chico, al que ha enchufado (en una entidad pública «sin presupuesto»). ¡Qué tropa!