Sin categorizar

Bardino guardián. Por Javier Zerolo

La bandera autonómica tiene perros y nadie en el Congreso teme a Ana Oramas, Perestelo o Fernando Ríos. Incluso les han acusado de perritos falderos del poder socialista. La raza del presa canario ha cobrado auge en distintos países por su carácter afable, excelente guardián con dotes para el pastoreo, criado a partir de los años 80 con la única finalidad de mantener un linaje que es patrimonio autóctono. Un reciente premio internacional logrado en Paris indica que el camino iniciado por los criadores es el adecuado. El presa canario hace ya tiempo que no se utiliza en peleas, salvo perseguidas excepciones. Hasta una nueva compañía aérea canaria tiene perro en su anagrama y nadie dejará de coger aviones por temor a que las azafatas muerdan.

Pero al Ayuntamiento de Santa Cruz le parece una imagen agresiva y poco apropiada para la Unipol y ha decidido que en el logotipo no luzca un perro canario. Esta medida caprichosa y desafortunada sólo busca titulares en los medios. A la vista de la ridícula decisión de cambiar el escudo, propongo que en el logo de los “pata negra” de la policía chicharrera se coloque una Barbie o un oso panda con bufanda blanquiazul. Fuerte estupidez. Con la cantidad de problemas que tiene la ciudad y sus habitantes, y se detienen en semejante tontería.

La imagen aprobada en su día por los responsables municipales –hay que recordar que la actual concejala era jefa de la Policía Municipal-, no es improcedente ni agresiva. Una sección de policía local creada como cuerpo selecto, especializado y mejor preparado, está magníficamente representada por la imagen de un perro presa. Adiestramiento, fidelidad y seguridad son algunos de los argumentos que justifican por sí solos la utilización de esa imagen. Según la concejal de Seguridad hay que quitar el can para dar una imagen “más amable de este grupo, más acorde con los tiempos actuales”. El que tiene miedo al perro es siempre quien va a entrar sin permiso y llevarse lo ajeno. ¿Puede haber algo más fiable y seguro que un bardino guardián?

El gasto que supone el cambio del logotipo de la Unipol en vehículos, uniformes y otro tipo de soportes, vendría muy bien entregarlo a cualquiera de los colapsados comedores sociales. Yo no creo que la población tenga un buen o mal concepto de esos policías por llevar o no un perro en sus símbolos. Lo que quiere la gente en Santa Cruz es que los concejales dediquen su tiempo a buscar soluciones para mejorar la situación e intentar atacar los verdaderos problemas de la capital, entre otros la seguridad. ¿Realmente cree la responsable del área que a alguien le preocupa un presa en la imagen de la Unipol? A ver si también les va a dar por quitar las tres cabezas de león del escudo de la ciudad.

http://www.javierzerolo.com

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario