Marisol Ayala

Dos mujeres en huelga de hambre por Ojos de Garza. Por Marisol Ayala

Ojos de Garza, el barrio de Telde más de moda por su futura desaparición si se sigue adelante con la construcción de una nueva pista del aeropuerto de Gran Canaria, parece uno de esos reos de un ‘corredor de la muerte’ de las prisiones de Estados Unidos: nunca se sabe cuándo ejecutarán su sentencia. Más de una década en un sin vivir es el resumen más ajustado que puede hacerse de esta población fronteriza con el aeródromo insular y conocido fuera del municipio por la gran devoción que se tiene en Gran Canaria a Santa Rita, cuya imagen se encuentra en una pequeña ermita que, salvo marcha atrás en el macroproyecto aeroportuario, será desmontada piedra a piedra para llevarla a su nuevo aposento: la zona de Las Tabaibas, donde se construirá el nuevo Ojos de Garza.

Mientras, sus vecinos han vivido y viven con el corazón en vilo porque siguen sin saber cuándo perderán sus casas y cuánto les pagarán por ellas. Y es aquí donde está el mayor problema. El Estado, según los vecinos, quiere timarles con una tasación inferior a la acordada -la pactada es con valor de mercado de 2008- y no quieren perder, además de sus hogares, dinero para mudarse a otro nuevo. La Asociación de Afectados de Ojos de Garza por la Ampliación de Gando se ha manifestado y concentrado el próximo sábado ante el aeropuerto de Gran Canaria para exigir al Ministerio de Fomento y a AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) que cumplan con sus compromisos. La presidenta, Margarita Alonso, y Luisa Cabrera en huelga de hambre indefinida en la iglesia de Santa Rita hasta que se ponga por escrito sus compromisos de garantizar el futuro de los expropiados. Repito: la presidente y una vecina, ¿y los hombre de la casa?, ¿donde están? Suerte a las dos, ejemplo de combatibilidad y compromiso con los suyos.

http://www.marisolayala.com/

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario