Sin categorizar

CORTO… Y CAMBIO. ‘Trukis Trankis Cris’. Por Carmen Ruano / Eduardo González

¿Tiene caspa Cris Tavío? ¿Piojos? Les puedo asegurar que no. Bueno, en el caso de que haya seguido al pie de la letra los consejos que da a través de su web, a través de la cual he descubierto que “el  vinagre tiene más de 1.000 usos y casi todas las veces es más efectivo que cualquier producto comercial y mucho más barato. Sabías que el vinagre mata los piojos y también puede curar la caspa? ¡ Puedes usar productos tóxicos y caros, o puedes usar vinagre!”. Eso al menos recomienda la concejala, diputada y presidenta del PP de Tenerife que, sin embargo, no hace alusión a la posibilidad de bajar de peso si una sustituye el gel de baño por Fairy, el milagro antigrasa.

En principio pensé que estas recomendaciones caseras formaban parte del programa de recortes y austeridad del Partido Popular para ganar las elecciones y ahorrar unos cuartillos ya que el litro de vinagre es más económico que el, zillibang ése que anuncian en la tele y que limpia la mierda incrustrada en unas casas bastante guarrindongas, hasta que me topé con las propiedades del limón, cuyo nombre científico repoduce Cris Tavío: a saber “citrus limonun risso, citrus limon burm, citrus medica”. El limón, ahí donde lo ven, es, y cito textualmente, “un producto milagroso para matar las células cancerosas. Es 10.000 veces más potente que la quimioterapia”. ¡Jesús!, exclamé, y yo regalando los frutos de mi limonero en lugar de firmar un convenio con la Consejería de Sanidad, que si quería prestar la hemodiálisis con una inmobiliaria, bien podría aflojarme una pasta por curar el cáncer con jugo de limón natural, ecológico, sin conservantes, ni colorantes.

¿Y qué hacemos gastándonos –nosotros y todo el mundo- un dineral en máquinas y medicamentos para curar el cáncer cuando el limón es más barato? Pues Cristina Tavío en sus trukis trankis nos desvela la razón: “porque existen organizaciones interesadas en encontrar una versión sintética, que les permita obtener fabulosas utilidades”. Y no lo dudo, si mezclas un zumo de limón con un activia acabas de golpe con dos problemas: el estreñimiento y el cáncer de cólon.

Para dar más vistosidad a la entrada de su webblog de trukis y trankis, Cris Tavío cita a una organización médica que, según un avieso internauta –probablemente a sueldo de una multinacional famacéutica- sitúa en una fontanería. Así que volvemos al estreñimiento y al cáncer de cólon. Si es que está todo relacionado.  Y volvemos al principio: ¿Tiene caspa Cris Tavío? ¿Piojos? Les puedo asegurar que no. ¿Tiene neuronas? Juraría que no demasiadas. O sí. Pero andan tupidas.

cruanovillalba@gmail.com

 

PD: si quieren leerse la receta anticancerígena completa ahí la tienen:

http://backupurl.com/pobh77

2 Comentarios

Clic aquí para publicar un comentario

  • Estimada Carmen:
    Debo aclarar a los lectores que las palabras que me atribuyen no son mías, sino de un artículo publicado hace mucho tiempo en la red, y que desafortunadamente acabó colgado en mi blog, cosa que lamento muchísimo.
    Como mucha gente, he vivido en mi entorno cercano la tragedia del cáncer, y jamás se me ocurriría pretender curarlo con jugo de limón, ni recomendaría a nadie que sustituyera su tratamiento farmacológico por fruta alguna, aunque si alguien decidiese hacerlo tendría que respetar su voluntad.
    Quiero expresar mi absoluta solidaridad con quienes sufren esta enfermedad y sus seres queridos, así como mi profundo respeto por la comunidad sanitaria y científica que cada día trabaja en paliar sus efectos y buscar una cura eficaz.
    Comprendo que haya quien desee sacar de contexto las cosas, y respeto incluso a quienes son capaces de hacer bromas con un asunto como este, pero creo que se trata de un tema muy serio que exigía esta aclaración por mi parte.
    Soy consciente de que los políticos somos ahora mismo el blanco de todas las iras; en parte nos lo hemos ganado, pero en este caso les aseguro que no ha sido así.
    No son mías las palabras que me atribuyen, jamás las he pronunciado, por supuesto no las suscribo en ese sentido y lamento muchísimo que hayan dado pie a esta situación.
    Muchas gracias por publicar esta aclaración. Un afectuoso saludo,
    Cristina Tavío Ascanio