Canarias SOCIEDAD Sucesos

EL HIERRO. Aumenta la ocupación de los aviones con destino al resto de las islas

ACN Press.- Los aviones que parten desde ayer del aeropuerto de El Hierro con destino al resto de las islas «van prácticamente llenos» de vecinos del municipio de La Frontera que deciden abandonar sus viviendas «hasta que se aclare un poco más la crisis sísmica», según informa el periódico www.elhierrodigital.com.

Se trata fundamentalmente de niños y personas mayores que tienen casa o familiares en otras islas como Tenerife. También se da la circunstancia de que los vecinos de La Frontera con vivienda en Valverde, zona donde casi no se aprecian los movimientos sísmicos, también están abandonando sus residencia habitual.

El digital reproduce las declaraciones de un comerciante de Tigaday que asegura que «Frontera se ha quedado prácticamente vacía». Este empresario destaca también que el cierre del túnel de Los Roquillos «nos vuelve a aislar mucho del resto de la Isla». Quien permanece en el municipio es «porque no le queda más remedio», concluye.

 

Niños y personas mayores residentes en el municipio de La Frontera están abandonando la isla de El Hierro ante la persistencia de los movimientos sísmicos

 

Personal técnico se traslada al túnel de Los Roquillos. El alcalde de La Frontera, David Cabrera, ha confirmado en declaraciones a Radio Garoé-Cadena Ser, que personal técnico se encuentra en estos momentos en el interior del túnel de Los Roquillos, que une La Frontera con Valverde, realizando inspecciones oculares y estudios para valorar su posible reapertura al tráfico. El cierre preventivo del túnel se decidió el martes por la tarde ante la frecuencia e intensidad de los movimientos sísmicos que se estaban sintiendo en esta zona de la isla de El Hierro.

El regidor destacó que ya se está «normalizando parte de la situación» que vive el municipio, después de que hoy hayan vuelto a abrir dos centros escolares cerrados ayer por el riesgo de desprendimientos a causa de los seísmos. Los niños han vuelto hoy a las aulas de La Frontera y los estudiantes del municipio que estudian en Valverde, «también han acudido a clase».

Cabrera reconoció que su mayor preocupación en estos momentos es la situación de las 53 personas desalojadas la noche del martes de sus viviendas por riesgo de desprendimientos. «Han podido volver a sus casas para recoger algunas cosas personales y darles una vuelta», señaló, pero «trabajamos para que puedan volver lo antes posible».

La situación general del municipio es de «calma y tranquilidad», a pesar de que el último seísmo registrado hoy por el Instituto Geográfico Nacional tuvo una intensidad de 3,8 y fue sentido en toda la Isla. Cabrera dijo que estos movimientos ya se han convertido «en algo familiar», la gente «se está acostumbrando», e insistió en que «el 100 por cien de las medidas tomadas hasta el momento son preventivas». Se ha tomado la decisión de trasladar personal militar a la Isla y material loguístico «antes de que ocurra algo», reiteró.

Existen «muchas posibilidades» de que estos recursos humanos y materiales «no lleguen a actuar», explicó el alcalde, porque en las últimas horas se está dando «un pequeño proceso de normalización» de los movimientos sísmicos. Continúan sintiéndose pero «con variaciones constantes», señaló.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario